Cuando Jakob Ingebrigtsen volvió a hacerse en diciembre de 2017 en Samorin con el título sub-20 del Campeonato de Europa de cross, estaba marcando el principio de lo que iba a ser el mejor año de su vida y pasar a convertirse en una verdadera estrella en categoría absoluta. La victoria de Ingebrigtsen sobre la distancia de 6,28 kms en Samorin con un crono de 18:39 le hacía ganar el oro por dos segundos sobre el turco Ramazán Barbaros, un año después de haber ganado por 12 segundos en Chia.

Tres meses después de haber cumplido su mayoría de edad, la superestrella del atletismo noruego buscará este próximo domingo un tercer triunfo sin precedentes en su grupo de edad, y con la idea de volver a hacer en Lisboa 2019. Ingebrigtsen formará parte del grupo de 103 corredores de 29 países que persiguen el título en el último gran campeonato del año. Todos ellos competirán durante las cinco vueltas contra el hombre que ha dominado la pista en el Campeonato de Europa de Berlín, donde se impuso en los 1.500 y 5.000 metros.

Ingebrigtsen aspira al tercer título sub-20 y al cuarto el próximo 2019, y ha dicho públicamente que quiere terminar su carrera juvenil con cuatro títulos consecutivos en la categoría. Es el gran favorito para un tercer título sub-20 en Tilburg, aunque el campeón europeo sub-20 de 1.500 metros, Jake Heyward, y el serbio Elzan Bibic, podrían ponérselo difícil. Nuestra apuesta es clara, los hermanos Ingebrigtsen entrenando juntos son una apuesta segura. Este domingo les veremos en acción de nuevo.