Laurent Jalabert cerró hace unos días un año deportivo en el que puede jactarse de haber participado en dos Campeonatos del Mundo: el de Ironman 70.3 y el de Ironman –cuando incluso tuvimos la oportunidad de entrevistarle-, además de haber sido de la partida en Ironman Mar del Plata -donde logró clasificarse para Kona 2019-, Ironman Francia, Ironman 70.3 Pays d’Aixdonde se hizo con el triunfo en su categoría– y Ironman 70.3 Niza. A sus cincuenta años Jaja está lejos de abandonar la práctica deportiva, como sí puede haber ocurrido con otros ciclistas de su edad.

El que fuera ganador de la Vuelta a España de 1995 compartió ayer miércoles sus volúmenes de entrenamiento, y están muy cerca de los de cualquier pro de la actualidad. De hecho, comparando por ejemplo con Albert Moreno, que hizo públicos los suyos de 2017, Jalabert apenas habría hecho 2.000 kilómetros menos de bici, teniendo en cuenta que el triatlón ya es para él únicamente un deporte.

En la piscina habría pasado 64h44′ a lo largo de 68 sesiones. En total, 203.970 metros. “Digno de un verdadero cocodrilo“, ironiza el propio Laurent. En la bicicleta, donde es un verdadero especialista, lo que le ha servido para, entre otros éxitos, ser el más rápido de su categoría en el pasado Campeonato Sudamericano de Ironman, el francés acumuló un total de 12.067 kilómetros, repartidos en 139 sesiones y 390h42′. En palabras suyas, “suficiente para hacerte daño en el culo“.

En la carrera a pie, para terminar, han sido 97 sesiones con un total de 1.377 kilómetros. En tiempo, nada más y nada menos que 115h29′.

Son 596 horas, o 23’7 días de entrenamiento sin parar“, le ha comentado un usuario a través de Instagram.