El exciclista francés Laurent Jalabert, que el próximo 30 de noviembre cumplirá 50 años, ha vuelto a demostrar su clase hoy en el Ironman 70.3 de Pays D’Aix terminando primero de su categoría de edad, 50-54, y clasificándose directamente para el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3. Ganador de la Vuelta a España en 1995 y del Campeonato del Mundo contrarreloj en 1997, está considerado como uno de los mejores corredores franceses de todos los tiempos. No olvidemos que el año pasado ya supo lo que es terminar undécimo en el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 en su GGEE, el de 45-49.

El que fuera jefe de filas de ONCE tiene experiencia más que sobrada en triatlón. Tras correr los maratones de Nueva York, Chicago, Londres y Barcelona, debutó en Ironman en 2007, en Niza. A partir de ahí, ha demostrado con creces su calidad en el deporte de las tres disciplinas. Finisher en Kona, donde se hizo con la duodécima posición en su grupo de edad, para el pasado Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 de 2017, logró su plaza venciendo en mayo en el Ironman 70.3 de Barcelona.

Hoy ha ganado su grupo de edad marcando un tiempo final de 4:29:55, con lo que la mejora respecto a actuaciones anteriores ha sido más que reseñable, y eso que los años no juegan a su favor. La natación, su segmento más flojo en general, la ha terminado en 34:25 (recordemos que en Chattanooga nadó en 38:38), por lo que el francés se ha puesto las pilas nadando. En el ciclismo ha logrado completar los noventa kilómetros del circuito en 2:22:48, a casi 38 kms/h. Por último, en la carrera a pie, ha corrido en 1:24:20, a 4 minutos el kilómetro, un gran marca que demuestra el excelente estado de forma por el que atraviesa el francés.

La prueba la acabaría ganando el alemán Andi Böcherer en 3:53:09, seguido del francés Denis Chevrot (+5:18) y tercero, Kevin Maurel (+5:34).