El alemán Jan Frodeno se ha convertido en nuevo Campeón del Mundo de Ironman 70.3 tras imponerse a Aistarir Brownlee, segundo, y nuestro Javier Gómez Noya, tercero. La vivida hoy es una de esas citas que dejan huella, que como se dice coloquialmente hacen afición, y que quedan en la retina de los espectadores.

Sin tregua y sin concesiones, así ha sido una carrera que, con las ausencias de Sebastian Kienle y Lionel Sanders, concregaba a los mejores especialistas de media distancia de la actualidad.

Del segmento de natación y de ciclismo poco se puede decir: guerra de poderes sin cuartel en la que Ben Kanoute, Brownlee y el propio Frodo querían liderar la carrera. Javi Gómez Noya, con a priori una mejor carrera a pie, ha aguantado perfectamente en el grupo líder durante los 90 kilómetros, siempre atento al devenir de los ataques. Está claro que estos últimos meses lleva trabajando su desempeño sobre la bicicleta y la mejora es considerable: mantenerse en cabeza en un grupo en el que están dos ciclistas avezados como Frodeno o Kanute es para tener en consideración de cara a su rendimiento en Kona.

En este contexto de rivalidades entre unos y otros, Javi ha terminado bajándose a correr con apenas siete segundos de ventaja, aunque una mala transición han hecho que comenzase el último de los segmentos teniendo que remontar algún segundo de más.

Hasta el kilómetro 12 de la carrera a pie la prueba transcurría como cualquier aficionado -español- al triatlón podría haber deseado de principio: Jan en cabeza con Javi siguiéndole el rebufo, y Alistair Brownlee a más de medio minuto, tras haber sido superado por el alemán y el gallego. En ese momento Javi ha comenzado a sufrir problemas en la zona abdominal, tocándose el lateral izquierdo de manera constante.

Jan ha abierto brecha rápidamente y Javi ha tenido que finalmente parar a coger resuello entre importantes muestras de dolor. Apenas dos kilómetros después ha sido Brownlee quien le ha superado. Aunque el discípulo de Carlos Prieto ha hecho intención de seguirle, el británico había olido sangre y no estaba dispuesto a parar. En ese momento Jan, a quien solo se ha visto expresiones de sufrimiento en los últimos metros y ya casi por relajación, contaba con minuto de ventaja, distancia insalvable transcurrido ya más del 80% de la prueba.

Su tiempo final, 3:36:31, con una media maratón final completada en 1:06:34, a 3’09» de media.

Continúa así el año espectacular de un Frodo que no conoce rival y llegará a Kona imbatido. Si ya para la cita de hoy era el máximo favorito, de cara al 13 de Octubre en The Big Island todos los ojos estarán puestos en él.

Emilio Aguayo, finisher en 4:02:37

No solo contaba España con la presencia de Javi. Emili Aguayo, nuestro otro participante en liza en la prueba PRO, ha logrado acabar en un tiempo de 4:02:37, en la vigésimocuarta posición.