Jan Frodeno era, sin duda, el favorito número uno para el triunfo en el pasado Campeonato del Mundo de Ironman. Sin embargo se tuvo que ver relegado a las últimas posiciones entre los profesionales -la trigésimo quinta, para ser más exactos- a causa de los problemas de espalda que le afectaron a lo largo de la carrera a pie. Incluso llegó a animar a Patrick Lange, a la postre ganador, cuando se cruzó con él, y llegó a reconocer que no abandonó por respeto al resto de corredores y al público.

Su entrada en meta, entre aplausos, fue una de las imágenes de la jornada.

Han pasado ya varios días, once, concretamente, y parece que el alemán aún no ha podido digerir su derrota en la carrera más importante del año: «Para mí, como deportista, fue un desastre, y puede que necesite unos cuantos días más para sacar algo positivo«, ha escrito en su cuenta de Facebook. «Sé lo que ha pasado, pero aún me faltan respuestas. Estoy profundamente conmovido por el apoyo positivo y el apoyo que he visto desde cualquier lugar«.

Al dos veces campeón en Hawaii se le podrá ver este fin de semana en Frankfurt, donde participará en los actos previos a la celebración del maratón de la ciudad.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon