Jan Frodeno sigue dejando clara que este 2019 quiere ser campeón de todo en lo que compita. Hoy ha ganado con autoridad en Polonia, donde se ha disputado IRONMAN 70.3 de Gdynia, frente a las costas del Golfo de Gdansk. El teutón ha dominado la prueba de principio y sigue con su racha de imbatibilidad desde octubre de 2017. Desde el 14 de octubre de 2017, fecha en que se disputó el Campeonato del Mundo de IRONMAN, han pasado exactamente 625 días en los que Jan Frodeno puede decir que ningún otro triatleta ha sido capaz de vencerle en ninguna de las competiciones en las que ha tomado la salida.

Este año abría temporada en una de las pruebas más reconocidas del calendario alemán, EJOT Buschhütten, donde se hacía con el triunfo por delante de Andi Boecherer. Tras los casi seis meses de recuperación para superar los problemas de espalda que le hicieron caminar en Kona 2017, ya acumula un nuevo triunfo en IRONMAN 70.3 de Kraigchau, el segundo entorchado en IRONMAN Frankfurt y hoy suma una nueva victoria en el 70.3 de Gdynia, Polonia.

La victoria de Jan Frodeno en Gdynia ha sido aplastante, marcando los mejores parciales en cada una de las tres disciplinas. Fue el primero en terminar el segmento natación en 22 minutos y 50 segundos (01:12 min/1oom) y el primero en subirse a la bici para completar los 90 kilómetros en 2 horas, 2 minutos y 1 segundo a una media de 44,26 km/h. El alemán salía a correr la media maratón con algo más de tres minutos sobre su perseguidor, el alemán Maurice Clavel. Nadie ha podido hoy Frodo en Polonia, que ha puesto la guinda al pastel con una media maratón en 1 horas, 11 minutos y 26 segundos (una media de 3:26/km). Su tiempo total en meta fue de 3 horas, 29 minutos y 36 segundos. Completaron el podium hoy en Polonia Maurice Clavel (3h43’46») y el danés Miki Taagholt (3h46’28»).

Jan Frodeno

Su próxima cita, el 18 de agosto sobre distancia olímpica

Tras su victoria a principio de temporada en Buschhütten, parece ser que el gusanillo de la distancia olímpica ha picado a Jan Frodeno. Según confirmó a través de un vídeo, el dos veces Campeón del Mundo de IRONMAN volverá a Allgäu Triathlon el próximo 18 de agosto, día en que precisamente cumplirá 38 años.

En 2017 ya tomó la salida en en el que es uno de los triatlones con más solera de Alemania, con 36 ediciones a sus espaldas, aunque lo hizo en la distancia half. «El Allgäu Triathlon me ha sacado de mi zona de confort» dijo en su momento, en referencia a una prueba cuya seña de identidad es el famoso Kuhsteig, un sendero de 300 metros de largo y muy empinado, que hace las delicias de participantes y aficionados. «Es fácil entender por qué lleva treinta y cinco años celebrándose: duras subidas, bajadas épicas y una carrera a pie a rebosar de aficionados. Quien no lo haya hecho, ¡que lo apunte!«, comentó en su momento Frodo.

De ahí, a Kona

Tras decidir no tomar la salida en el próximo Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, Allgäu será la última prueba antes de marchar a Kona. La idea del teutón es estar cinco semanas antes de la celebración del Campeonato del Mundo de IRONMAN, en el que los dos últimos años le han sido esquivos: un fuerte dolor de espalda le apartó de la lucha por el triunfo -cuando iba líder- en 2017, y en 2018 causó baja por una fractura de estrés.

De ahí que este año Frodeno esté cuidando hasta el ultimo detalle de cara a llegar a la cita con las opciones intactas. Tras su enésima demostración de poder en IRONMAN Frankfurt, vuelve a ser el gran favorito para la prueba masculina.