En una entrevista al diario alemán Stern, Jan Frodeno explica como fuertes dolores de espalda forzaron al defensor del título y principal favorito,  a casi abandonar la prueba. A continuación os explicamos lo que desencadenó los problemas, por el momento que atraviesa y cómo está hoy el gran triatleta alemán.

Dos semanas después de su mala experiencia en Hawaii, Frodeno explica que “siempre trato de tomar algo positivo de tales situaciones, porque nada es simplemente bueno o simplemente malo. Ahora es el momento de tomar distancia y sanar cuerpo y mente de nuevo”.

Jan explica que toda la temporada de un profesional top en Ironman está enfocada en Kona, al final el resto de resultados se desvanecen, “una derrota en un Mundial en Hawaii siempre duele mucho, pero quizás más de esa manera”.

Todos los profesionales debían llevar un transpondedor GPS durante la carrera para hacer su seguimento on-line, que debía acomodarse en el traje de competición. “Cada traje es diferente y mi bolsillo para el transpondedor estaba exactamente en el lugar donde apareció el dolor de la espalda.”

El equipo de Jan ha analizado cada detalle de la fuente del problema que le acarreó fuertes dolores en la esplada, llegando a la conclusión de que “el transpondedor presionó unas cuatro horas el nervio ciático mientras pedaleaba.” Una vez ya en carrera, el dolor fue tan grande que pràcticamente no pudo correr una buena parte de la maratón, finalizando la maratón en 4h01m, para un total de 9h15 y posición 35.

Frodeno podría haber optado por la retirada, pero según el alemán “el deporte es parte de mi identidad. Cada uno tiene que decidir por sí mismo cómo lidiar con los problemas cuando aparecen. Fue una mezcla de desafío, voluntad, esperanza, respeto por Hawai y saber cuánto invertí, e invertí mucho en la preparación. Por lo tanto, era muy difícil abandonar.”

Sobre sus planes para el 2018, Jan cuenta que “después de Kona, primero haré unas vacaciones de unas semanas. En Europa  haré el tour habitual de compromisos con los patrocinadores y pasaré tiempo con amigos divirtiéndome”. Sobre la pregunta de si estarà en Hawaii 2018, su respuesta es clara: «¡por supuesto!»