Hasta ahora solo había dos triatletas de larga distancia que hicieran todos sus entrenamientos de ciclismo en rodillo: el canadiense Lionel Sanders y la británica Lucy Charles, ambos actuales subcampeones del mundo de Ironman. Pero parece que se les ha unido un tercero, y no uno cualquiera: Jan Frodeno.

El alemán, dos veces vencedor en Kona, estuvo hace unas semanas, justo antes del nacimiento de su segunda hija, a punto de ser atropellado. Desde entonces, parece que le ha cogido miedo a la carretera y se cuida de salir al exterior. «Lamentablemente, tras uno de tantos adelantamientos sin respetar la distancia de seguridad un escudo se ha convertido en algo necesario«, decía el martes a través de su cuenta de Instagram.

En la foto, se le podía ver parapetado delante de un vehículo conducido por su fisioterapéuta, haciéndole las veces de protector frente al resto de coches. «Sigo recurriendo a entrenar bajo techo por una temporada, pero ha sido genial poder salir un rato«, finalizaba.

This weeks #TimeTrialTuesday comes thanks to @mercedesbenz_sunshinecoast who have been awesome enough to give my physio @albertlorza a car to follow me around the Queensland roads. Unfortunately after one too many close calls a ‘shield’ has become necessary and actually quite well received by motorists as we try and find the right balance between safety and not hindering anyone either. I’ve still resorted to riding indoors mostly for a bit but it’s been great to be able to get out every now and then and get to work💪 📷 @koruptvision

Una publicación compartida de Jan Frodeno (@janfrodeno) el

El pasado mes de septiembre Jan Frodeno firmaba un acuerdo de patrocinio con Wahoo, cuyo KICKR pasaba a ser su rodillo de entrenamiento. Desde entonces poco a poco fue incorporando rutinas en interior, y ahora mismo se podría decir que prácticamente no sale a la calle.

jan frodeno

Ayer, sin ir más lejos, acumuló 125’9 kilómetros en Zwift, con un total de 4h48′ subido a la bicicleta. Según sus estadísticas en esta app de entrenamiento, en los últimos siete días ha alcanzado 464 kilómetros con casi cinco mil metros de desnivel.

Lucy Charles dijo en su momento que no entrenaba en exterior por miedo al tráfico de Londres. Lionel Sanders, que estaba cansado de los accidentes. Parece que Jan Frodeno se une a corroborar sus opiniones.