El alemán Jan Frodeno estuvo a punto de sufrir la semana pasada un terrible accidente mientras entrenaba. «Pensé que no volvería a ver a mi familia«, reconoció el dos veces Campeón del Mundo de Ironman. Su esposa Emma Snowsill, aprovechó el incidente para tratar de abrir un debate sobre la poca seguridad con que cuentan los ciclistas que entrenan en exterior.

«Su comportamiento en ocasiones es de locos«, dijo refiriéndose a los conductores que circulan por la zona. «Es triste porque el ciclismo es parte del deporte que amo y me ha dado mucho«.

Tanto ella como Jan han dado un paso más en su lucha por cambiar esta tesitura y ambos han colgado sendos vídeos pidiendo respeto para los ciclistas:

Soy Emma Snowsill, soy campeona olímpica, de los juegos de la Commonwelth y tres veces campeona del mundo» dice Emma en el vídeo, publicado en su cuenta personal de Facebook. «Soy también madre, hermana e hija. Soy ciclista, y es hora de respetar al ciclista. Por favor, frenad, darnos un poco de distancia y compartid la carretera

Por su parte, Jan Frodeno ha aprovechado Twitter para lanzar su mensaje de apoyo y defensa: «Soy Jan Frodeno, campeón olímpico de triatlón y campeón del mundo Ironman. Voy a ser padre por segunda vez. Vivo en Queensland pero no me siento seguro pedaleando en las carreteras de Queensland«, confiesa. «Cuando los conductores no respetan a los ciclistas, la gente resulta herida. No está bien odiar a los ciclistas. Acabemos con esto. Comparte la carretera«.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon