«Las dos últimas semanas han sido una montaña rusa«, escribía ayer Jan Frodeno en su cuenta de Instagram. El alemán, que este fin de semana disputará el Campeonato de Europa de Ironman en Frankfurt, enfrentándose por primera vez en larga distancia en lo que va de temporada a Patrick Lange, no llega a la cita en la forma que desearía.

«He pasado de que todo fuese perfectamente hasta estar a punto de decir adiós a la prueba cuando tuve el accidente«. Hace apenas una semana Frodo se fue al suelo entrenando en Girona a casi sesenta kilómetros por hora. Afortunadamente, todo quedó en un susto y alguna herida con puntos, pero nada grave. Pero no es el único inconveniente que se ha encontrado por el camino: «una pequeña rotura en los isquios puso un gran interrogante al hecho de competir en Frankfurt este fin de semana, ya que durante este tiempo no he podido correr«.

Ayer se probó con una sesión de doce kilómetros y parece que todo está en su sitio: «Esta sesión de prueba de por la mañana ha ido bien. Cruzo los dedos para que aguante en los 30 kilómetros extra del maratón«.

Well the last 2 weeks have been quite the rollercoaster. From everything going perfectly well to everything seemingly coming undone in the moment of a crash. A small rupture in one of my Hamstring tendons put a big ? behind being able to race in Frankfurt this weekend as running has been impossible. This mornings test session however went well and fingers crossed it will hold up for the extra 30k of the marathon😂 (yes, it was a 12k run off the bike) Seriously happy to put on the race suit and leave it all on the course for Sunday! #BlackOrWhite #MakeOrBreak #HopOderTop

Una publicación compartida de Jan Frodeno (@janfrodeno) el

Sus rivales, mientras tanto, parece que llegan en condiciones idóneas, tanto Andi Boecherer, como Patrick Lange, que tras varios podios a lo largo de esta temporada el fin de semana pasado ya pudo disputar de las mieles del triunfo.