Si hay un favorito claro para la victoria en el próximo Campeonato del Mundo de Ironman, a disputar el 14 de Octubre, es el alemán Jan Frodeno, ganador de las dos últimas ediciones. Intratable en larga distancia -en las dos últimas temporadas sólo se ha visto superado por Jesse Thomas en el Ironman de Lanzarote, y por un problema técnico que le hizo perder casi dos mimutos-, este año se ha enclaustrado en su base de operaciones de Girona de cara a preparar la prueba.

A sus 36 años, se enfrenta al reto de ser el primer triatleta desde tiempos de Mark Allen, hace más de dos décadas ya, que logra revalidad el título tres años consecutivos. «Siempre he sentido que me faltaba un poco por dar. Este año, sin embargo, tengo un poco más de cosquilleo en el cuerpo«, ha reconocido en una entrevista para la televisión alemana. «Esta incertidumbre es importante para mí, porque creo que me permitirá sacar eso que me falta, por decirlo de alguna manera«.

Consciente de que es el rival a batir, trata de motivarse a sí mismo pensando exactamente en este punto. «Todo el mundo espera que gane y todo lo demás sería una derrota, estoy totalmente de acuerdo. Pero luego me pongo a jugar con mi hijo en el parque, y me doy cuenta de que hay otras cosas más importantes».

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon