Dos semanas le quedan a Javier Gómez Noya para enfrentarse a su cita cúlmen de la temporada, el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, que tendrá lugar el próximo 10 de septiembre en Chattanooga, Tenneesse. El gallego renunció a las Series Mundiales de Estocolmo para centrarse en la prueba norteamericana, en la que sin duda es uno de los favoritos.

Pese a que Trirating otorga en sus predicciones -las mismas que acertaron recientemente las victorias de Saleta Castro y Clemente Alonso– el triunfo al alemán Sebastian Kienle, con Javi segundo, el cinco veces campeón del mundo de triatlón tiene mucho que decir en una distancia que le es favorable pese a no ser por el momento su hábitat natural. De hecho, a excepción del Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 de 2015, que fuera a parar a manos de Jan Frodeno, y en el que Javi compitió mermado por un proceso vírico que le había mantenido dos días en cama, el resto de sus participaciones en media distancia las cuenta por victorias: doblete en 2014, con el Ironman 70.3 Panamá y el Campeonato del Mundo, el Ironman 70.3 de Inglaterra en 2015, el Half de Rotoura en 2016, y el Ironman 70.3 de Dubai esta temporada. Sin duda alguna, una carta de presentación más que contundente ante sus rivales.

Para la prueba de este año Javi se está preparando en conciencia. Hace unos días colgaba un vídeo en su cuenta de Instagram en el que se le veía entrenando cuestas, muy similares a las que se va a encontrar el próximo 10 de septiembre. Chattanooga cuenta con un desnivel acumulado en su segmento de carrera a pie de 300 metros, una cifra muy superior a lo que este tipo de carreras acostumbra a tener.

Days of hard work… some steep hill reps to finish a long training day / Días de trabajo duro… Series en cuesta con mucha pendiente, para terminar un día duro de entrenamiento.

Una publicación compartida de Javier Gómez Noya (@jgomeznoya) el

La del próximo 10 de Septiembre es una prueba exigente. No solo por la dimensión de los participantes, si no también por el recorrido. Además de los 300 acumulados en el segmento de carrera a pie, hay que añadir otros 1.000 en el de ciclismo, concentrados todos en los 45 primeros kilómetros de carrera. En buena lógica Javier Gómez Noya debería salir entre los primeros del agua, y a partir de ahí, tratar de administrar las diferencias con respecto a Sebastian Kienle y el resto de los rivales, para poder llegar al segmento de carrera a pie, donde debería ser mejor que el resto, con opciones de victoria.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon