Con su victoria en Montreal, Javier Gómez Noya se convirtió en el triatleta más longevo en ganar una serie mundial, por delante del neozelandés Bevan Docherty. A estas alturas, hace tiempo que se acabaron los calificativos para Javi, que va de récord en récord.  No solo por sus cinco titulos mundiales, o por ser el triatleta con más triunfos de la historia del triatlón, 43 a lo largo de un total de 111 participaciones (una de cada tres que ha corrido), si no también porque a sus 34 años sigue sin tener techo. El mismo lo reconoció hace unos días: «Mientras consigues resultados y las cosas van bies es una palmadita en la espalda y te anima a seguir trabajando duro«.

Parece claro que la evolución del gallego camina hacia la media distancia. A principios de temporada lo reconoció: «Me hace más ilusión el título de Campeón del Mundo de Ironman 70.3 que un nuevo título de las Series Mundiales«, pero no obstante, aún es posible que le veamos otra temporada más en pruebas ITU. De hacerlo, tendría en su mano superar el récord de victorias en distancia olímpica de Alistair Brownlee, que hasta el momento lidera el ranking con catorce. Doce tiene Javi, que salvo en 2012 y 2016, todos los años se ha subido alguna vez al primer cajón del podio de las Series Mundiales, curiosamente todas en distancia olímpica.

Al contrario de Mario Mola, gran dominador de la distancia sprint (ha ganado un tercio de todas las carreras que se han disputado sobre este formato), Javi no conoce la victoria en las Series Mundiales cuando se corren en formato reducido. De hecho solo ha sido capaz, a lo largo de su carrera, de hacerse dos veces con el triunfo: las copas del mundo de Hamburgo 2006, hace más de una década, y Cozumel 2013. No es una distancia que le apasione. «El triatlón es un deporte de resistencia y cuando más corto se hace se desvirtúa«, reconoció en una reciente entrevista con los compañeros de El Faro de Vigo. «Es como si en un maratón se recorta la distancia. Deja de ser un maratón«.

Sin embargo, como decíamos al principio, su solvencia hoy por hoy en distancia olímpica es inigualable. Este año se ha hecho con dos de las cuatro carreras -Abu Dabhi y la citada Montreal- y aún queda por delante la Gran Final de Rotterdam, donde ya ha confirmado su presencia y se ve con fuerzas y ganas de intentar el asalto al Campeonato del Mundo. De hecho, si añadimos las Copas del Mundo, el segundo escalafón en importancia dentro del calendario ITU, Javi cuenta con nada más y nada menos que 24 victorias en su carrera profesional sobre esta distancia, muy por encima de las diecisiete del mayor de los hermanos Brownlee, que pese a contar con menos años que con el Princesa Asturias del Deporte 2016, no parece que a corto plazo pueda darle alcance.

Tal que así, en 2018 podríamos contar que Javi acumula un nuevo récord a su dilatado palmarés. No dudamos que lo conseguirá.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon