Apenas dos días después de vencer en el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, Javier Gómez Noya ya estaba en Rotterdam preparando la Gran Final de este fin de semana en la que se juega con Mario Mola el ser Campeón del Mundo de triatlón por sexta vez en su carrera. Ayer, a mediodía, actualizó su cuenta en Twitter con una queja hacia la organización de la prueba:

¿En serio? Así que la piscina oficial para entrenar para la Gran Final en Rotterdam es una piscina al aire libre con el agua a 18 grados. Lloviendo todos los días aquí..” escribía el gallego. En poco más de 24 horas acumulaba más de 20 retuiteos y 100 likes (teniendo en cuenta que es una mención a la ITU y solo la ven aquellos que sigan ambas cuentas), entre ellos los de Chris McCormack, responsable de la SuperLeague y el talaverano Fernando Alarza, que también se juega este fin de semana todas sus opciones de subir al podio de la clasificación general.

Sin duda, esta es otra muestra más del interés con el que Javi afronta la prueba, aunque es consciente de la dificultad que comporta: “Creo que Mario va a llegar muy bien al haber preparado a conciencia esta prueba. Yo tendré que superar un viaje, el jet-lag, recuperarme de una prueba de mucho nivel“, decía hace unos días en una entrevista publicada por Marca. Dada toda la casuística de la prueba, con un recorrido muy técnico y complicado, y para el que se preveen lluvias, la emoción está servida.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon