«Buen comienzo de la temporada, con victoria en Geelong 70.3. ¡Bonita carrera y circuito!» escribía Javier Gómez Noya esta mañana en sus redes sociales, tras hacerse esta mañana con la primera victoria del año y con el pase para el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, a disputar en Niza el próximo mes de septiembre.

El gallego, desplazado a Nueva Zelanda desde hace unas semanas para preparar el asalto a las Series Mundiales, se ha impuesto en la prueba con 4’15» de ventaja sobre Josh Amberger, segundo en meta, y Tim Berkel, que se ha hecho con la tercera posición en un apurado sprint, ya en la alfombra roja, sobre Casey Munro.

Como dijimos hace unos días en Cadena Ser Pontevedra, todo lo que no fuera una victoria de Javi hubiera sido una sorpresa, y el discípulo de Carlos Prieto no ha dado oportunidad de que así fuese. Ha salido del agua primero, en bici, a más de 41kms/h, ha aguantado en el grupo de cabeza -llegando segundo a la T2, a apenas cinco segundos del primero-, y en la carrera a pie ha impuesto su ley, liderando desde el principio de la media maratón. Ninguno de sus rivales ha sido capaz de mantener su ritmo -a 3’19» al principio-, y desde el kilómetro tres ha corrido en solitario. Finalmente, en meta, entraba con un tiempo de 3:45:23.

A partir de ahora, todo el trabajo orientado a Tokio

Tras su decisión de luchar por estar en Tokio 2020, de ahora en adelante Javi abandona la media distancia y se centra en recuperar los ritmos de corta, en la que volverá a participar previsiblemente el 28 de abril, cuando se celebren las Series Mundiales de Bermuda. Tras Abu Dhabi, esta será la primera cita del calendario que se dispute sobre distancia olímpica, en la que se quiere centrar de cara a la cita olímpica.

No parece probable que le veamos competir hasta entonces: ni Nueva Zelanda cuenta con pruebas de esta distancia en las próximas semanas, ni las Copas del Mundo de Mooloolaba o New Plymouth, relativamente cercanas en avión, son olímpicas, con lo que parece probable que tengamos que esperar casi dos meses para ver competir a Javi de nuevo.