John Young, con tan solo 1,30 de estatura pero con un corazón inmenso, ha terminado hoy su quinto maratón de Boston con un tiempo de 5:58:45. Para quien no conozca a este deportista muy querido en todo el mundo, John Young se convirtió en el primer triatleta con acondroplasia (enanismo) en terminar una larga distancia. Y lo consiguió en el Ironman de Maryland después de mucho sacrificio, entrenamiento y de pensar que nada es imposible. Por conseguir retos como éste y otros muchos, Young ha sido apodado como «The Hammer» (El Martillo).

La historia de John Young

“Nací con acondroplasia, la forma más común de baja estatura. O hablando claramente, soy una persona enana. En 2005 pesaba 89 kilos y me diagnosticaron una enfermedad severa de apnea del sueño. Una vez empecé a utilizar bicicleta estática, empecé a perder rápidamente peso y volví a recuperar mi energía juvenil. Volví a nadar y empecé a hacer ciclismo, perdiendo todavía más peso y volviéndome aún más activo. Después de ver un vídeo del equipo padre e hijo Ric y Dick Hoyt terminando una prueba de Ironman, me llegó tanto el  mensaje de “yes you can”, que me inscribí para correr mi primer triatlón en 2009. Y ya no paré nunca».

 

 

Hoy nos ha vuelto a demostrar que es un fuera de serie. El año pasado, el calor hizo mella y le impidió terminar bien la carrera. Se quedó a 11 minutos de su mejor marca, hizo 6:08:47. Hoy las condiciones en Boston eran muy diferentes, un infierno para cualquier corredor. La lluvia, el frío y el viento, que han sido los grandes protagonistas que han marcado la prueba que se ha llevado el popular Yuki Kawauchi, no han impedido que el corredor nacido en Toronto, Ontario (Canadá) el 31 de enero de 1966, haya rebajado en más de 8 minutos su marca del año pasado.

John Young ya ha dicho que este año se alejará un poco del triatlón porque tiene otros objetivos. «Comenzando en abril de 2018 y el maratón de Boston, espero completar 12 maratones en un año». Un ejemplo para el resto de personas con una altura normal, como dice él, “yes you can”.

Ésta es solo la primera parada de su reto para 2018. Próxima maratón en 20 días, la de Toronto.