Que Kilian Jornet es el mejor corredor que ha existido en la historia del trail running, no creo que sea algo nuevo. Pero de lo que Jornet es capaz de hacer cada día, sí que es algo que nos sigue sorprendiendo. Y si no, atención a la última gesta que acaba de hacer en la Hardrock 100, una carrera de trail de 100 millas, o lo que es lo mismo, 160 kms que transcurren por la cordillera de San Juan, en el sur de Colorado.

Jornet terminó imponiéndose en la prueba después de correr más de la mitad de la prueba con un brazo en cabestrillo como consecuencia de un hombro dislocado. Llegó a meta y besó la roca con un carnero grabado, símbolo de la tradición minera de la región tras 24 horas, 31 minutos y 38 segundos. Una verdadera animalada de tiempo si tenemos en cuenta que son 100 millas y más de 10.000 metros de desnivel positivo.

Además, es la cuarta victoria consecutiva de este portento llamado Jornet en una de las pruebas más duras del trail mundial.  “Estoy muy contento con la victoria, la verdad no pensaba que pudiera terminar hoy porque el hombro me dolía bastante, pero finalmente he ido avanzando y he podido llegar a meta. A parte de eso las sensaciones han sido muy buenas durante el recorrido aunque ha sido una prueba muy dura con una bonita batalla junto a grandes corredores”, explicaba Kilian Jornet nada más cruzar la línea de meta.

El mal tiempo, el gran protagonista

El español supo sobreponerse al mal tiempo con granizo y fuertes lluvias y se puso en cabeza. En el kilómetro 21, Jornet sufrió una fuerte caída cuando bajaba deslizándose por la nieve. Al caerse se dislocó el hombro pero, tras recolocárselo él mismo, continuó con la prueba. Sin embargo, como él mismo explicó al finalizar la prueba, a partir del kilómetro 60 el dolor “fue aumentando paulatinamente”.

Después de dejar ligeramente atrás a su compañero de equipo, Karrera, Jornet se puso primero junto al americano Joe Grant. Sin embargo, Grant se quedó atrás y Mike Foot tomó su lugar. Esto hizo que Jornet y Foot llegaran juntos al kilómetro 150 donde, con un último esfuerzo, Jornet consiguiera ganar la prueba por cuarta vez.

Foto: Twitter iRunFar

Sobre la Hardrock 100

Para los que no hayáis oído nunca hablar de esta carrera que a los triatletas nos queda un poco lejana, la prueba nace en 1992 como homenaje a los mineros que dieron su vida a esta zona y que fueron los autores de trazar los caminos por los que transcurre el recorrido. El recorrido de la carrera es circular y empieza y termina en Silverton, Colorado.

La Hardrock se desarrolla por encima de los 2.800 metros y alcanza el techo de altura en los 4.281 metros. Además, durante las 100 millas, los participantes tienen que sortear 13 collados de 3.700 metros. El recorrido de la Hardrock se hace cada año en un sentido. Así que, si quieres ser un verdadero finisher de la Hardrock, tendrás que completarlo en ambas direcciones.

Participar en la Hardrock no es fácil, estamos hablando de 140 dorsales por edición y más de 5.000 preinscritos que son seleccionados mediante sorteo en el mes de febrero. Para poder correr, además, tienes que acreditar haber terminado alguna prueba de 100 millsa en los últimos tres años. Como dato curioso, en la milla 31 los corredores guardan una tradición: tomarse un pequeño chupito de tequila al paso por la estación de Virginia.

Foto: Twitter //Salomon Running

Fuente: noticiasdegipuzkoa.com