Quien avisa no es traidor y ver competir a Julien Wanders es una maravilla y un verdadero privilegio. Por eso ayer os decíamos que no os podíais perder los 5K Herculis que se han disputado hoy en Mónaco, porque no iban a defraudar. El nivel femenino y masculino con Sifan Hassan y el suizo prometían y mucho en un perfecto día perfecto de invierno para correr. La holandesa Sifan Hassan, con un tiempo de 14:44 minutos, y el suizo Julien Wanders con 13:29, han establecido hoy sendos récords mundiales de 5 kilómetros en ruta en la carrera disputada en la capital monegasca. La distancia de 5 km en ruta fue introducida el año pasado por la IAAF entre las oficiales a efectos de récords mundiales.

A las 10:30 de la mañana se daba el pistoletazo de salida a la prueba femenina desde Port Herculis y las intenciones de Sifan Hassan eran muy claras desde los primeros metros. La campeona de Europa de 5.000 metros se puso al frente de la carrera por detrás de las liebres y llegando sola a la meta situada en el puerto de Montecarlo para cruzar con un tiempo de 14’44», que rebaja en cuatro segundos la plusmarca mundial anterior (14’48″de la keniana Caroline Kipkurui en carrera mixta).  La británica Laura Weightman fue segunda con 15’29».

Después de 3 km, iba lenta y pensé: «No voy a lograrlo», dijo Hassan al terminar. «Me di por vencida y estaba corriendo a la vez, pero al final lo di todo, corrí los últimos 200 metros, y estoy muy contenta. Es mi primer récord mundial. Cuando corrí la media maratón el año pasado (batió el récord europeo en Copenhague el pasado septiembre), esa fue mi mejor marca de 5 kilómetros. Pero mi entrenamiento era muy bueno y pensé que podría correr alrededor de 14’45».

Sifan Hassan

Foto: NN Running Team

Julien Wanders no perdona

La prueba masculina salía cinco minutos más tarde y Julien Wanders, que batió el récord europeo de media maratón de Mo Farah la semana pasada, continuó mostrando un estado de forma excepcional, completando sus 5 km en 13’29», sólo un segundo menos que el récord anterior de 13’30», y ocho segundos por delante del segundo clasificado, el noruego Sondre Moen (13’37»).

Lo cierto es que al ver la prueba en directo ni el propio Wanders sabía si había hecho lo suficiente para conseguir su primer récord mundial, pero su confusión se transformó en felicidad al confirmarse su tiempo oficial. El corredor suizo con alma de keniata confesó haber estado enfermo los días previos a la carrera y que no sabía si iba a perjudicar su rendimiento hoy en Mónaco. «Estaba seguro de mí mismo. Había estado con gripe hace tres días, así que era un reto para mí, no estaba seguro. Quería intentar un 13’20» y hasta la mitad de la prueba iba bien, pero luego fui perdiendo tiempo y estaba un poco preocupado porque sabía que 13’30» era el récord anterior y en meta vi 13:30, pero luego me dijeron que no, que había hecho 13’29», así que muy contento. Tengo dos récords europeos y ahora un récord mundial, el primero, así que es increíble«, dijo Wanders.

A partir de ahora Julien Wanders se centrará en la pista para poder dar la mejor versión de sí mismo en Doha, en el Campeonato del Mundo de Atletismo de la IAAF en septiembre-octubre, donde correrá en los 5.000 y 10.000 metros.