Era la primera carrera para el suizo Julien Wanders después conseguir el récord de Europa en 10K el pasado 14 de octubre en la FNB Durban 10KWanders fue segundo en Durban por detrás del subcampéon del mundo en los 10.000 metros, Joshua Cheptegai (27:14), que recordemos hoy ha conseguido el récord del mundo en 15KM en la prestigiosa Zevenheuvelenloop disputada en los Países Bajos, con un tiempo de 41’05”.

Wanders establecía así un nuevo récord de Europa: 27 minutos y 32 segundos (2’46″/km), rebajando en 12 segundos la marca de Mo Farah y mejorando en 30 segundos el récord nacional suizo. El atleta de Ginebra, que tiene fijada su residencia en Iten, Kenia, desde los 17 años ha vuelto más fuerte que nunca en la Bulloise imponiéndose en la edición número 43 de la Corrida Bulloise. Ya en la edición anterior, Wanders había ganado corriendo los 8K en 22’45”, a doce segundos del récord de la prueba establecido en 2006 por el austriaco Günther Weidlinger. Este año Wanders fue a por todas y acabó con récord de la prueba incluida, 22’27”, mejorando así en ocho segundos el anterior récord de la prueba.

Solo contra el récord

Julien Wanders tenía un plan en mente, pero no quería revelarlo antes de la carrera. También pudo ser porque estaba muy ocupado buscando su dorsal, tanto que llegó casi tarde a la salida. Cuando dieron el disparo, a las 16:55 horas, ya no había ninguna duda. El dorsal 2732 (un guiño de los organizadores al 27’32” de su récord europeo del pasado 14 de octubre) iba sin duda a por un nuevo récord.

Wanders pasó la primera vuelta de un kilómetro en 2’39”. Detrás suyo, solo el marroquí Zouhair Talbi intentaba seguir al suizo a duras penas antes de quedarse descolgado: “Demasiado rápido, demasiado rápido para mí”, dijo con una sonrisa en la línea de meta Talbi. En las 8 vueltas que tiene la carrera, Wanders dejó una muy buena impresión, con un correr rítmico, sereno y más fuerte que nadie. Pasó el 5.000 en 13’53” y terminó en 22’27”, con una media de 2’48” el kilómetro.

Julien Wanders

Foto: Jean-Christophe Bott

Un 2018 lleno de récords nacionales

Wanders lleva una temporada superando marcas personales y estableciendo récords nacionales: mejor marca personal en 2018 en los 1.500 metros (3:43.39 – Zofingen, Suiza, 14 de julio), en los 3.000 (Bellinzona, Suiza, 18 de julio), en los 5.000 (13:24.79 – Berlín, 14 de agosto) y en media maratón (60:09 – Barcelona, 11 de febrero). Su mejor medio maratón en febrero preparó a Wanders para el resto de 2018, a lo que siguió un octavo puesto en el Campeonato del Mundo de Media Maratón disputado en Valencia el pasado mes de marzo antes de completar una temporada de pista llena de éxitos. Todo eso antes de que llegara ese récord de Europa de los 10K conseguido en Durban el pasado mes de octubre. Y ahora, en su primera vuelta a la competición, vuelve a dejar las cosas claras solo un día antes de que Joshua Cheptegai consiga el récord del mundo de 15KM en ruta.

Julien Wanders

Foto: Jean-Christophe Bott

Una decisión personal

Wanders también es consciente de que los atletas sudafricanos no están dispuestos a perder su hegemonía y, con los incentivos recientemente anunciados para los atletas sudafricanos, espera una seria amenaza en los próximos tiempos. El joven corredor suizo tuvo muy claro desde siempre que quería dedicar su vida a correr: “En los últimos dos años de la escuela secundaria, solía faltar a clases para ir a entrenar a veces. Ya estaba muy concentrado y muy decidido. Cuando estaba en clase, intentaba dormir para recuperarme del entrenamiento.
Luego, empecé la universidad porque mis padres querían que hiciera algo más que atletismo en mi vida. Fui durante una semana a la universidad, preguntándome qué estaba haciendo allí. Inmediatamente decidí dejarlo. No estaba contento, todo lo que quería era entrenar e invertir al 100% en correr. Mis padres me entendieron y me apoyaron en mi elección.
Si quieres algo en la vida, no te aferres a lo que la sociedad quiere que hagas. Haz lo que te haga feliz. Tu familia y amigos lo entenderán”, así de claro lo tiene este joven corredor suizo que es uno de los pocos corredores blancos que vive y entrena entre africanos.