El pasado 10 de febrero, Karl Meltzer ganaba cerca de El Paso, Texas, en las Montañas Franklin, las 100 millas Lone Star (161 kilómetros). Hasta ahí, la cosa bien. Pero además, este corredor de 50 años se anotaba su victoria número 40 en la carrera de las 100 millas, estableciendo un nuevo récord de la prueba en 23:38:18.

Después de 18 años consecutivos ganando ultramaratones, Meltzer, que ya ha cumplido los 50, posee el récord mundial de más pruebas de 100 millas ganadas en el calendario anual. Concretamente fueron seis pruebas en el año 2006. También tiene el récord total de más carreras de esta distancia ganadas. Además, tiene el honor de ser el hombre con más victorias en el famoso Hardrock 100 de Colorado, con cinco victorias; seguido por Kilian Jornet, con cuatro y unos cuantos años menos.

Las cien millas Lone Star consiste en un recorrido de 33,7 millas sobre terreno técnico y rocoso, que se repite tres veces. En él es muy común pasar entre rocas, tropezarte y caerte. Su victoria la atribuye a la enorme fuerza mental y a su estrategia de carrera. «Dividí la carrera en tres partes», explica. «La primera vuelta es un calentamiento, la segunda es para terminarla, y la tercera intentas sobrevivir a la carrera».

Casi 80 carreras de 100 millas

Karl Meltzer lleva en sus piernas casi 80 carreras de 100 millas. «Es una distancia difícil, pero no me da miedo. Duermo perfectamente la noche anterior». Meltzer no solo fue capaz de sobrevivir a la carrera, sino que hizo récord de la prueba. «¿En cuánto puedo bajar el tiempo en un año?», se pregunta. No mucho, en principio. «Es algo que me he estado repitiendo a mí mismo durante 15 años. Solo tengo un año más de edad», dice, ¡qué demonios!

Karl Meltzer

Foto: Facebook // Karl Meltzer

¿Cumplir 50 años te ha hecho pensar en nuevos objetivos?

Mi objetivo este año es correr lo más rápido en la categoría de más de 50 años en Western States. Es un récord que lleva 29 años imbatible. Pensaba que con el récord de Appalachian Trail iba a terminar mi carrera, pero con este nuevo récord, creo que puedo tener posibilidades todavía. Tengo que proponerme otro objetivo.

Has estado ganando carreras de 100 millas durante 18 años seguidos, ¿Cómo has podido mantenerte en los primeros puestos durante tantos años?

Disfruto haciéndolo, por eso lo hago. No solo es porque quiera ganar. Me gusta estar al aire libre. Me gustan los retos, por eso sigo haciéndolo. Sé que tengo 50 años, y los chicos con los que estoy compitiendo ahora tienen 25. Podría ser su padre, da miedo solo de pensarlo. Pero es una cuestión de mentalidad.

¿Qué consejos darías a los corredores más jóvenes?

No tienes que correr muy rápido para ser un buen corredor de cien millas. Lo que tienes que ser es un buen estratega, tienes que saber lo que estás haciendo, tienes que escuchar a tu cuerpo y mantenerte firme. Puedes hacer caso de todos los gadgets y datos, pero yo me muevo más por sensaciones.

Ten respeto a la distancia. Cien millas no están tan lejos. Siempre lo digo. Pero nunca dije que fuera fácil. Todo el mundo puede hacerlo, es solo cuestión de las ganas que tengas.

¿Cómo te ves envejeciendo como corredor?

Nunca entreno un kilometraje excesivo. Solo hago entre 55 y 65 millas por semana (85-105 kms). La gente me pregunta, ¿cómo puedes correr 100 millas con tan poco kilometraje por semana?. Bueno, eso es sinónimo de longevidad para mí.

Cuando eres mayor, no recuperas tan rápido. Tengo que asumir que tengo 50 años y que ya no puedo hacer seis carreras de 100 millas como hacía antes, ni tampoco a los 40. Ahora elijo mis carreras de forma más selectiva. Las distancio lo suficiente para poder recuperarme. Y me aseguro de que tenga tiempo para poder llegar fino a cada prueba.

Ser competitivo a los 50 es factible. Solo intento sobrepasar los límites y demostrar que se puede conseguir. Espero que esto sirva de inspiración para que la gente no se rinda. Solo se vive una vez, y es una tontería quedarse sentado en un sillón. Intento comer más o menos bien, escucho a mi cuerpo y asumo que voy a ir más despacio. Pero eso no quiere decir que no pueda divertirme.

Fuente: trailrunnermag