Katelyn Tuohy no es ninguna desconocida para nosotros. En enero de 2018 batía el récord femenino del mundo de su edad en los 5.000 metros indoor. En mayo corrió la prueba de 3.200 metros femenino con récord estatal y nacional y un tiempo de 9:47.88. Es, sin duda, una de las atletas más jóvenes y rápidas del mundo.

Ayer, por fin pudo correr con atletas profesionales para sacar lo mejor que lleva dentro esta estudiante de la escuela secundaria. Fue en el Dr. Sander Columbia Challenge en Nueva York. No pudo conseguir batir su objetivo de bajar de la barrera de los 9 minutos, pero Tuohy se lo puso muy difícil al resto de corredoras, terminando tercera atleta en la general y batiendo el récord nacional de su categoría en los 3.000 metros indoor con un tiempo total de 9:01.81

Su actuación confirmó una vez más, por si no viene dando muestras suficientes ya, que es una de las mejores corredoras de high school (secundaria) de la historia. Su nuevo crono acaba con el establecido por Mary Cain en 2013 (9:04.51) y se suma al resto de récords nacionales que tiene en su poder la estadounidense. La estrella de North Rockland High School también estuvo a menos de un segundo de batir el récord nacional de 3.000 metros al aire libre de 9:00.62 establecido por Katie Rainsberger en 2016.

El pasado mes de diciembre, Tuohy ganaba su segundo título femenino consecutivo en el Nike Cross Nationals y parece que tiene claro que su objetivo es clasificarse para la prueba de los 5.000 metros de los Juegos Olímpicos de Tokio.

A nosotros esta joven atleta nos deja sin palabras cada vez que la vemos competir. Disfruta haciendo lo que hace y eso se le nota en sus marcas y en las ganas que solo la juventud y la ambición pueden darle a sus 16 años.