Kona 2018 va de vatios. Hace unos meses, tras su derrota en Ironman Oceanside 70.3, Lionel Sanders hablaba de Jan Frodeno: “Le miras la bici y sabes que no ha dejado nada a la improvisación. No pierde ni un vatio“. A partir de ahí el canadiense ha trabajado el resto de la temporada para tratar de ser lo más aerodinámico posible: uso de pedales speedplay, cambio de tamaño de la bici -aunque luego ha vuelto a la M- y nuevo manillar.

Pero no es el único: esta mañana nos hacíamos eco de la ganancia que Javier Gómez Noya espera tener con su nueva Specialized Shiv 2019, hasta 7 watios de ganancia comparado con el antiguo cuadro de la marca norteamericana. Y al poco hemos sabido las nuevas zapatillas que Scott ha diseñado para Sebastian Kienle. El que fuera Campeón del Mundo de Ironman en 2014 lucirá para esta edición un modelo cuya diferencia básica es dónde está colocado el sistema BOA de cierre: en el talón. Según los tests realizados por el propio Kienle, esto le asegura hasta 5 watios de ahorro aerodinámico.

scott zapatillas kienle

Foto: Instagram // Sebastian Kienle

Este modelo no es una novedad, no obstante. Hace unos meses Bontrager presentaba su modelo Ballista que ya cuenta con el cierre trasero, y las ganancias que se han podido leer al respecto caminan en la misma línea. Al no tener los dos cierres en el empeine, se busca aprovechar la zona de turbulencias creada en la parte trasera de la zapatilla para incrustar el BOA y que este, por sí solo, no incremente las turbulencias. Si tenéis curiosidad sobre este tema, tenemos un magnífico artículo al respecto, escrito por nuestro compañero JuanP Vázquez, quien de hecho está inmerso en varios test de potencia a colación de este tipo de material.

Está claro que la batalla por los vatios va a ser encarnizada en Kona. A ver quién sale mejor parado.