Kilian Jornet sigue siendo Dios, y el pasado 13 de agosto volvió a dar un golpe de clase al imponerse en una nueva edición de la mítica Sierre-Zinal, una carrera de montaña celebrada en los Alpes suizos. Una prueba muy conocida en el calendario que consigue reunir a casi 3.500 atletas cada uno venido de diferente disciplina.

Sobre la Sierre-Zinal

La Sierre-Zinal, también conocida como la «Course des cinq 4000» es considerada entre los aficionados como una de las carreras de montaña más bonitas del mundo. Para que todos lo podamos entender mejor, se ha llegado a decir de ella que la Sierre-Zinal es para las carreras de montaña lo que el maratón de Nueva York es para la mítica distancia de los 42 kms. También es la prueba de montaña más antigua de Europa y este 13 de agosto cumplió su 44 edición.

Sierre-Zinal, en pleno corazón de los Alpes suizos, cuenta con recorrido que hace las delicias de todos los aficionados al trail: 31 kilómetros, 2.200 metros de desnivel positivo y 1.100 metros de descenso. Paisajes de quitar el sentido, ambiente muy cálido y una organización para quitarse el sombrero son los secretos de la tradición de esta bonita carrera.

Perfil Sierre-Zinal

Foto: Sierre-Zinal

Trazado poco técnico

Una prueba de 31 kilómetros caracterizada por un trazado poco técnico, así es la Sierre-Zinal. Por eso, es una prueba donde tienen cabida muchos atletas que no tienen que ser específicamente técnicos. No es la primera vez que vemos en esta carrera verdaderos codo a codo por hacerse con el triunfo final a velocidades que no estamos acostumbrados en montaña. Atención a la línea de salida, que no era moco de pavo ni para el mismísimo Kilian Jornet. Muchos expertos en montaña como Max King, Robbie Simpson, y atletas africanos como Petro Mamu y Geoffrey Ndungu, con verdaderos marcones en maratón. Vamos, que la cosa iba a ser cuanto menos, emocionante.

La carrera empezó imponiendo un ritmo muy fuerte con los africanos y un Jornet que salió a su ritmo durante los primeros kilómetros de ascenso. Hasta la llegada a Tignousa, kilómetro 15 de carrera, un grupo de siete corredores lideraba la prueba. Pero todavía faltaba el arreón final de Kilian Jornet, que supo esperar hasta Nava, el punto más alto del recorrido con 2.425 metros y donde empezaba la bajada. Fue en esa bajada donde Jornet sentenció la prueba por encima de africanos, europeos y americanos.

Kilian Jornet, carrera a pie, Sierre-Zinal 2017

Foto: Keystone

Jornet empleó un tiempo total de 2:33:05, por delante de Robbie Simpson (2:33:19) y Max King (2:34:09). Con ésta, es la quinta victoria de Kilian Jornet en la Sierre-Zinal tras imponerse en 2009, 2010, 2013 y 2015. Iguala, así, las cinco victorias del mejicano Ricardo Mejía. Sus declaraciones lo decían todo:

«Estoy muy contento con mi quinta victoria. Cuando empecé, Mejía era un ídolo y pensaba que nunca podría igualarlo. Estoy satisfecho, es una carrera muy difícil. El nivel es muy alto y en un año en el que no he corrido mucho y he hecho más montaña, me gusta comprobar que también puedo correr rápido».

Sierre Zinal Race

We ❤️ Sierre-Zinal – high-tempo, high-altitude, high-class mountain racing at it's absolute best.🎥 Biel Ràfols | Sierre-Zinal #SierreZinal

Geplaatst door Salomon Running op maandag 14 augustus 2017

Próximo reto, Ultra Trail del Montblanc

Después de conquistar dos veces la cima del Everest este año y de su victoria en Hardrock 100 con un brazo en cabestrillo, la Sierre Zinal ha sido la última competición de Kilian Jornet para el Ultra Trail del Montblanc, que se celebrará el próximo 1 de septiembre. Está claro que el ultramaratoniano y montañero catalán está más que en forma para afrontar la prueba.

Fuente: lequipe.fr