Después de volver tras su lesión ganando el maratón del Mont Blanc, Kilian Jornet sigue sumando victorias y récords allá por donde va. Esta vez le ha tocado a la Bob Graham Round, una de esas rutas míticas por territorio británico con una distancia de 102,3 kilómetros y 8.136m de desnivel positivo. Jornet ha completado la distancia en 12 horas y 52 minutos, rebajando el récord que databa de 1982 y que poseía Billy Bland (13 horas y 53 minutos). Sí, sí, está bien escrito lo que lees, casi una hora le ha metido Jornet a la anterior marca.

¿Qué es la Bob Graham Round?

La Bob Graham Round es una de las travesías más populares en Inglaterra y debe su nombre al corredor Bob Graham, que en 1932 consiguió dar una vuelta completa por 42 cimas en el parque nacional del Lake District en menos de 24 horas. A partir de ese momento, se fundó el Bob Graham Round Club, para todos aquellos valientes que quisieran emular la hazaña de su predecesor. Hasta 1960 nadie se atrevió a intentar el reto. Desde esa fecha, varios corredores se atrevieron a conseguirlo. Pero no fue hasta 1982, cuando un corredor local, Billy Bland volvió a conseguirlo en 13 horas y 53 minutos.

Más que una carrera

La Bob Graham Round no es una prueba de travesía cualquiera, va más allá de lo meramente deportivo para convertirse en una exaltación de valores como la tradición típicamente británica, el compañerismo y el respeto por la naturaleza. Por eso, no todo el mundo puede completar esta prueba sin haber demostrado antes que cumple la normativa exigida para participar:

    1. Comunicar a los miembros del Bob Graham Round Club la intención de participar para que quede constancia.
    2. Durante la prueba, el corredor debe estar acompañado de alguien en cada una de las 42 cimas. 
    3. Algunos miembros del Club correrán con el atleta que lo esté intentando una de las 5 mangas en las que se divide el circuito y le podrán ayudar en la logística. En el caso de Kilian Jornet ha sido Martin Stone quien ha colaborado, un miembro muy especial del Club que ya ayudó hace más de 30 años a Billy Bland a conseguir su entonces récord de la prueba.
 

Danny Richardson has taken this awesome photo of @kilianj & 1982 Bob Graham Record holder (13hrs53mins) Billy Bland shaking hands at Dunmail Raise, thanks Danny! #BobGrahamRound #kilianBG #kilianjornet #bobgrahamrecord #BGRecord

Una publicación compartida de WildGingerFilms (@wildgingerfilms) el

La carrera

Kilian Jornet salía a las 6 de la mañana el pasado domingo, 8 de julio, en busca de lsa 42 cimas del mítico recorrido. Un equipo de diez liebres le han acompañado en diferentes puntos del recorrido, y quizá la más importante moralmente ha sido la presencia del propio Billy Bland, que se mostró emocionado por la carrera del español.

Kilian Jornet

Foto: Instagram // Kilian Jornet

El ritmo de Jornet ha sido constante durante toda la prueba, incluso en la manga número 3, que es la que cuenta con un terreno más pedregoso y subidas y bajadas rompepiernas. En la primera manga Jornet llegaba 6 minutos por debajo del actual récord. De allí se encaraba para la segunda manga donde le esperaba Billy Bland para animarle. La tercera manga era también la más larga y técnica, donde Jornet ha coronado hasta quince cimas, en un terreno con grandes rocas, 8 horas y 9 minutos después de haber salido. Allí ya había completado más de la mitad de la travesía, y rebajaba en más de media hora el tiempo de Billy Bland.

Jornet afrontaba las dos últimas mangas. La primera, relativamente corta pero con un fuerte desnivel incluía 9 cimas. La última manga se componía de tres cimas y  unos kilómetros finales sobre asfalto.

Finalmente, llegaría a meta y paraba el reloj en 12h52’: “Ha sido muy duro, pero también muy emocionante. Hace tiempo que tenía en mente la Bob Graham Round y por fin he podido intentarlo y darme cuenta del tremendo récord que tenía Billy desde hace más de treinta años. Ha sido un día muy bonito en la montaña, junto a todos los corredores que han venido a hacerme de liebres, a Billy, quien ha venido a animarme, y también al pueblo de Keswick, que se ha volcado completamente conmigo. Realmente se puede ver el amor que se siente aquí por el fell running, y no podría estar más contento de haber podido completar este reto”, declaraba Kilian Jornet.