Sinceramente, si hace unas horas nos dicen que Javier Gómez Noya no va a subir al primer cajón del Ironman 70.3 de Bahrain, hacemos oídos sordos. Pero por desgracia así ha sido. Nuestro mejor triatleta de la historia se ha visto relegado a la cuarta posición del Campeonato de Oriente Medio de 70.3 en una prueba, cuando menos, extraña para él.

El noruego Kristian Blummenfelt, que ya acabó la temporada de las series ITU en un estado de forma excepcional, se ha hecho con la prueba en el debut en la media distancia e insiste en la idea de que es un triatleta de futuro que va a poner muy difíciles las victorias de sus rivales allá donde vaya. Detrás de él ha entrado Terenzo Bozzone, hasta hoy vigente campeón, y Sven Riederer.

Javier Gómez Noya, que hasta hoy sólo conocía la victoria en media distancia, con excepción del tercer puesto en el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, donde compitió enfermo, salió del agua en primera posición, con un amplia ventaja de más de un minuto respecto a sus rivales. Sin embargo el fuerte viento en el segmento de la bicicleta se le ha hecho muy duro, y ha perdido con Bozzone, que ha marcado un tiempo de 1:57:59, la primera posición. El tiempo de Gómez Noya en transición ha sido de 2:06:05.

En la media maratón Blummenfelt ha ido recuperando hasta en los kilómetros finales meter más de medio minuto al segundo clasificado. Su tiempo en meta 3:40:24.