Marieke Vervoort es una deportista paralímpica belga que en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 logró tres medallas: oro en 100 metros lisos y plata en 200 y 400. En 2015 logró además proclamarse Campeona del Mundo con récord en los 400, 800, 1.500 y 5.000 metros. Además, antes de centrarse en el atletismo, practicó el triatlón hasta que en 2008 físicamente ya no le fue posible. Tiene una enfermedad degenerativa que la postró hace unos años en silla de ruedas y que acabará de aquí en unos años con su independencia física.

Trayectoria en triatlón

En triatlón es finisher del Ironman de Hawaii, prueba que disputó en 2007, y llegó a participar en dos pruebas ITU a lo largo de 2006 y 2007: una prueba celebrada en Hamburgo correspondiente al Campeonato del Mundo, que ganó, y otra en Laussane en la que era la única participante en su categoría.

Además, el año pasado compitió en el Maratón de Lanzarote.

Según ella misma reconoce, a veces los dolores no le permiten conciliar el sueño más de un cuarto de hora. Hay que tener en cuenta que la enfermedad degenerativa le impide mejorar en el ámbito deportivo y además imposibilita llevar una vida más o menos normal.

Quiere acabar con su vida tras la disputa de los Juegos Paralímpicos

Es por ello que en una entrevista en Le Parisien ha reconocido hace unos días que tras la finalización de los Juegos Paralímpicos tiene pensado recurrir a la eutanasia, que en Bélgica es legal desde 2012. Según declara en la entrevista “espera terminar su carrera en el podio”. Además, Vervoort reconoce cómo le gustaría que fuese su funeral: “quiero que todo el mundo tenga una copa de champán en la mano y un pensamiento para mí”.

Uff. Qué duro.