Borja Gómez es un ciclista con síndrome de down que lucha por ser uno más. Esta semana consiguió uno de sus mayores sueños, el maillot de la selección gallega para participar en el Campeonato de España de ciclocross en categoría cadete, celebrado ayer en la localidad guipuzcoana de Legazpi. La convocatoria de Borja para participar en esta prueba es una muestra más del enorme trabajo que está haciendo la Federación Gallega en su reivindicación para dar visibilidad a la situación y para que otros niños como Borja Gómez, que sufren alguna discapacidad, puedan practicar este deporte, tal y como indica Juan Carlos Muñiz, presidente de la Federación gallega de ciclismo.

Aunque Borja ya competía antes, no con las mismas facilidades, desde la federación han tenido que modificar alguna norma para que niños como él tengan la oportunidad de participar como cualquier otro niño. Se trata de que la gente con discapacidad también pueda tener sus oportunidades.

Así que, señores, el trabajo que tenemos por delante es responsabilidad de todos. En nuestra mano está el dar visibilidad y trabajar juntos para darles la oportunidad de poder participar en pruebas como ésta. Nuestro reconocimiento, aplauso y ánimo a la Federación gallega para seguir trabajando igual de bien como lo están haciendo hasta ahora.

La pena del padre de Borja es que no haya más niños en su misma situación. Borja no quiere un trato especial ni mucho menos, su mayor ilusión es acabar y ver su nombre en lista de llegada en el Campeonato de España de ciclocross.

 

Borja Gómez

Foto: Jorge Castro

Y llegó Legazpi…

A Legazpi Borja llegaba muy contento, pero también muy nervioso. Era su primer viaje con la selección, toda una experiencia y una gran responsabilidad para el joven ciclista gallego del Club Ciclista Ponteareas. Borja consiguió ayer romper otra barrera en la lucha por la integración de jóvenes con cualquier tipo de discapacidad. A sus 15 años y con muchísima determinación, Borja se llevó el aplauso de todo el público al cruzar la meta. Agotado, cansado, con la bici al hombro, Borja se mostraba exultante de terminar la prueba y recibir todo el cariño y admiración del público.

El abrazo de su madre lo dice todo: «Lo conseguimos, amor«, le dijo, muy emocionada mientras el público animaba a Borja al grito de ¡campeón!.

Agradecer a Alfonso Hermida, periodista deportivo de la TVG por recoger y compartir estas imágenes donde vemos el esfuerzo de Borja y su familia por derribar barreras. Como dice Hermida en su tuit, “esto es DEPORTE”.

Fuente: farodevigo, diariovasco