El día antes de que unos cuantos del Cerdanyola CH participásemos en la We ride Flanders, la cicloturista que recorre los terrenos adoquinados del Tour de Flandes, la presión de las ruedas fue tema básico de conversación. Era obvio que para un terreno como aquel, en el que las ruedas iban a sufrir de lo lindo, una presión básica era fundamental. Pero dado que quienes escribimos en Planeta Triatlón somos triatletas, la pregunta es: ¿hay una presión ideal para las pruebas de triatlón?

La respuesta es simple: depende. Y además de varios factores.

Qué factores influyen a la hora de escoger la presión de las ruedas

Peso: Quizás es el más importante a tener en cuenta.

El terreno: como decíamos al principio, un terreno rugoso, adoquinado, lleno de baches o imperfecciones lleva a una presión baja. Una calzada lisa y cuidada invita a presiones altas.

Climatología: En caso de lluvia, hay que rebajar la presión de las ruedas.

Anchura de la cubierta: Las presiones bajas son más adecuadas para cubiertas anchas.

Material de la cubierta: Cuantos más hilos de trenzado, los neumáticos serán más vulnerables a pinchazos. Además, en función del compuesto con que se han fabricado, la carcasa tendrá más o menos deformación.

Tipo de cubierta: Los tubulares tienen fama de soportar más que las cámaras de aire, pero no va más allá del material con que se haya fabricado. Una presión que vaya bien para un tubular no tiene porqué funcionar para una cubierta tradicional, o un tubeless, a no ser que compartan los mismos materiales y proceso de fabricación.

¿Cuál es la presión ideal de las ruedas?

Antes de nada hay que hablar de un error habitual, que es inflar hasta la presión máxima indicada en el lateral. Básicamente porque esta cifra es indicativa de hasta dónde se puede hinchar, no que sea la recomendada. Si aplicamos esa presión, nos jugamos un reventón a la mínima de cambio.

Las ruedas con tubular aguantan una presión máxima de entre 11 y 12 bares, pero la presión correcta, sujeto a las variables citadas antes, estaría en torno a 9,5 bares. Hinchando menos perderíamos inercia (sobre todo en las bajadas) y sufriríamos más rozamiento con el asfalto. Hinchando más perdemos agarre en las curvas.

En el caso de llevar cámara y cubierta, la presión máxima es de 8’5 bares, siendo la óptima la de 7’5.

Para ajustar lo máximo posible en función de los factores que influyen, hay tablas muy interesantes por internet. Quizás la más interesante sea la del fabricante Vittoria.

presión ruedas

Foto: Vittoria Tyres

presión ruedas

Foto: Vittoria Tyres