Finalmente la disputa entre Peter Sagan, su equipo Bora y la UCI no llegará al TAS. Así ha informado el equipo alemán este mediodía en un comunicado hecho público a través de su página web, en el que informan que han llegado a un acuerdo.

“Ambas partes han acordado que el accidente fue un desafortunado e involuntario incidente de carrera. Los comisarios de la UCI tomaron su decisión basándose en su mejor juicio de las circunstancias”, explican. “Sobre esta base, acordaron no continuar con el procedimiento judicial y se centran a partir dea hora en las medidas positivas que pueden adoptarse en el futuro para evitar situaciones similares“, añaden. Salida más que honrosa para Peter Sagan, que tras una caída en el sprint final de la cuarta etapa del pasado Tour de Francia, con llegada en Vittel, veía como los comisarios le expulsaban de carrera por haber mandado al británico Mark Cavendish al suelo.

El nuevo presidente de la UCI, David Lappartiente, ha comentado al respecto: “Estos procedimientos han demostrado lo importante y arduo que es el trabajo de los Comisarios de la UCI. A partir de la próxima temporada, la UCI se propone contratar a un Comisario de Apoyo que asista al Grupo de Comisarios, con especial experiencia en vídeo sobre los principales acontecimientos del calendario“.

Por su parte, Peter Sagan está satisfecho con un acuerdo que limpia su imagen, eximiéndole de toda culpa: “El pasado ya está olvidado. Se trata de mejorar nuestro deporte en el futuro“.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon