El norteamericano Lance Armstrong podría estar en la línea de salida de una competición de triatlón a partir del 27 de agosto de 2016. Su sanción por dopaje finaliza el día 24 del mismo mes, así que el día 27, primer sábado posterior, podría estar compitiendo.

Ahora me diréis “eh, que su sanción era de por vida!” pero su sanción se aplica de acuerdo a la versión 2009 del Código WADA, que incluye un texto, en su artículo 10, que dice “un deportista con un periodo de suspensión superior a cuatro años, una vez transcurridos éstos, podrá participar en eventos deportivos en un deporte que no sea el deporte en el que cometió la regla antidopaje, pero sólo siempre y cuando el evento local no esté a nivel que pudiese permitirle acceder a un campeonato nacional o internacional”.

En este caso, Lance viene del ciclismo, no del triatlón. Según el portavoz de USADA, Annie Skinner ha declarado que en este caso, significa que tendría una capacidad limitada para participar en pruebas locales, incluyendo el triatlón.

Lance Armstrong triatlón

Foto: slowtwich.com

No podrá por tanto participar en eventos internacionales con potencial para acumular puntos. También añadió, en relación a las pruebas Ironman que tienen que ser los organizadores quienes decidan, en la medida que consideren si su prueba es local o “nacional e internacional”, teniendo en cuenta que en las pruebas Ironman acumulas puntos para los campeonatos mundiales, en teoría, y según la teoria de Andrew Messick, CEO de la franquicia americana “todos las pruebas Ironman son internacionales”. Si fuese así, estaría claro: Lance Armstrong no podría participar en ninguna prueba Ironman.

Lance Armstrong triatlón

Foto: slowtwich.com

Pero todo está bastante indefinido. Travis Tygart, que es el responsable de la USADA, tendrá mucho que decir en todo esto acotando en qué pruebas podrá competir y en cuáles no. Según Annie Skinner, la USADA consultará con los organizadores del evento que corresponda para asegurar que no se están violando las reglas. De esta manera, si Ironman dijese que con la participación de Lance Armstrong no se incumple la legislación, se dejaría abierta la puerta a que estuviese en la línea de salida.

El 27 de agosto de 2016 se disputa el Ironman 70.3 de Vichy. ¿Veremos a Lance Armstrong participando? ¿Se tendrá en cuenta que ya no es profesional, y sí GGEE? ¿Querrá el volver al triatlón? De ser que sí, ¿querrá participar en pruebas Ironman -como siempre dijo- o se conformará con pruebas como el Norseman, Celtman o Altriman, por poner algún ejemplo? En nueve meses lo sabremos…