Lance Armstrong trató ayer viernes de retrasar hasta el próximo año su esperada batalla contra una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por la cual le reclama cien millones de dólares al cometer fraude por dopaje. En una solicitud ante el tribunal federal de Washington, donde se verá el caso, Armstrong, despojado de sus siete títulos del Tour de Francia por usar sustancias para mejorar el rendimiento, dijo que había un conflicto de horarios que impediría que uno de sus abogados apareciera el próximo 7 de noviembre, cuando se inicien los procedimientos.

Al enfatizar que era importante para él ser representado por John Keker, su abogado desde 2011, Armstrong pidió que se fijara una nueva fecha que fuera «no antes de fines de la primavera de 2018«.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reclama cien millones de dólares en daños a Armstrong, afirmando que defraudó al gobierno federal cuando hizo trampa mientras competía para Service Postal, equipo financiado con dinero público. El equipo legal de Armstrong habría intentado evitar el juicio sin éxito, argumentando que el conjunto norteamericano no había sufrido daños como resultado de su dopaje y que, de hecho, se había beneficiado en gran medida de los 32 millones de dólares que pagó en patrocinio a Tailwind Sports Corporation, la compañía a través de la cual Armstrong manejaba financieramente el equipo. Sin embargo, el juez encargado del caso dictaminó que el asunto podía ser resuelto por un jurado popular.

Armstrong fue suspendido de por vida en agosto de 2012 después de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos confirmara que participó activamente en una de los más sofisticadas estructuras de dopaje jamás vistos en los deportes profesionales. Tras años de negaciones y a pesar de su suspensión de por vida, Armstrong finalmente reconoció en el Oprah Winfrey Show de enero de 2013 que se había dopado a lo largo de su carrera, incluidas las siete victorias en el Tour de 1999 a 2005.

Floyd Landis, ex compañero de equipo de Armstrong, presentó una demanda en 2010 acusando a Armstrong de fraude. El Departamento de Justicia, que quiere que Armstrong reembolse al Servicio Postal por lo que pagó a su equipo más los daños y perjuicios, se unió a la demanda.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon