Hay una serie de mentiras jamás contadas que irán con un ciclista a su tumba. Todos conocemos a alguien que las usa casi a diario entre sus amigos o con su pareja, eso sí, nosotros de esto nada de nada 😉

Vuelvo en dos horas

De eso nada, ese día te toca tirada larga y en dos horas no has empezado ni a calentar. Además como no tocan series aprovechas para zamparte un mollete con “pringá” para contrarrestar tanto entrenamiento con lo que la mentira es doble, una por las horas que estás fuera y otra porque te has saltado los consejos del médico que te dice que el colesterol lo tienes por las nubes. Te pillan rápido porque traes en el maillot una mancha de aceite que no sale ni con el karateka de “wiip express”.

Eres el que compra más barato del mundo

Esta mentira me encanta. Te compras unas ruedas de 1500€ o un cuadro por 3000€ y le dices a tu mujer que te ha costado menos de la mitad. El problema viene cuando tu chica decide hacer deporte , o triatlón como en mi caso, y quiere comprar también una bici igualita que la tuya, por supuesto con esos perfiles y esos diseños tan chulis. Y como es tan barata…

Acabo de llegar al bar

Toda salida, por supuesto, termina en el bar. Tu mujer está totalmente convencida que terminas con la bici y que te paras lo justo para tomar una caña y directo a casa a comer.

Pero eso no es así, y lo sabes. Cada uno es experto en su mejor mentira, y ésta la verdad es que me encantó cuando me la contaron. Le dices a tu mujer que sales para 4 ó 5 horas, pero de eso nada. A las 3 horas, como mucho,  estás en el bar, a dos calles de tu casa y empiezas a beberte tus cervecitas con los amigos.

Pero eso no es todo!!! Antes de que tu mujer te llame porque ya vas tarde y es la hora de comer, le llamas tú, y le dices “gordi, que acabamos de llegar al bar, una cervecita y subo a comer, un besito, te quiero”  y ya llevas 14 cervezas!!!!!

Foto: QH Press

Foto: QH Press

He comprado en china, pero son originales

Eso va bien para engañarte a ti mismo pero no al “friki” de tu grupeta que sabe más de materiales que el mismísimo Sr. Shimano. Crees que has hecho una buena compra cuando sabes de sobra que lo que único que quieres es que en tus ruedas ponga SLR o que el casco sea el del equipo Movistar.  Y eso de que es “clavado al original” es relativo, al final te  das cuenta que lo que debía ser pegamento de la NASA, en realidad es cola de “Art Attack” y en dos salidas te asoman unas rebabas amarillentas entre las uniones entre piezas con las que podrías untar una tostada.

La frase “Me tengo que comprar…”

Todos tenemos una bici, sus ruedas, su cuadro, todas sus cosas igualitas que las del resto de bicis del mundo, pero eso sería a los ojos de alguien que no entiende.

Si salen bicis de mtb de 29 pulgadas quieres una!! Y la quieres ya!! Aunque te hayas comprado tu súper bici nueva barata del punto 2 por sólo 1000€. Así que tocará decirle a tu chica: “cari, tengo que vender la bici, no va bien”

A lo que sigue “…me tengo que comprar…” . Porque está claro, es una necesidad, o mejor dicho, es una primera necesidad. Comerás sopa durante un año, pero te la tienes que comprar!!!

Y hasta aquí un pequeño popurrí de las mejores mentiras que he oído entre mis amigos ciclistas. Por supuesto no hablo de ti, lector del artículo, y no te preocupes que jamás diré cuál de ellas es la que tú haces. Jeje!!

Si tienes mentiras mejores escríbelas en comentarios y las compartimos!

Si quieres ver otras de mis reflexiones pincha aquí.