Los nuevos datos presentados por Strava indican que formar parte de una comunidad es la clave para convertirse en un deportista habitual. ¡Qué curioso! Lo que no ha conseguido tu madre cuando eras pequeño, lo consigue ahora una red social.

¿Cómo nos aseguramos de que tu nuevo propósito de principios de año de montar en bici con regularidad se cumple? Pues según Strava, ser más social implica que nuestro propósito de llegar a ser alguien en esto del deporte se cumpla con mayor probabilidad.

La aplicación utilizada por ciclistas de todo el mundo hizo en un estudio concienzudo de los datos generados por aquellos usuarios que se habían dado de alta en Strava en enero de 2016. La conclusión es evidente: aquellos usuarios que se convirtieron en “usuarios activos” en Strava – otorgando kudos (dando likes a mensajes de otros usuarios), saliendo con otros ciclistas, o uniéndose a clubs virtuales de la aplicación- en las primeras semanas después de la descarga tenían una probabilidad de más del doble de seguir siendo usuarios activos seis meses más tarde en relación con el usuario medio.

strava

Foto: Strava

Aquellos usuarios que solo se dedicaron a subir entrenamientos durante las primeras semanas del año, tuvieron un 73% de probabilidades de permanecer siendo usuarios activos de Strava. Este dato asciende hasta el 81% de probabilidad de aquellos usuarios que siguieron las actividades de otros deportistas.

Por supuesto que este análisis no tiene en cuenta el hecho de que algunos usuarios dejan de subir los datos de sus entrenamientos sin más, cuando no le ven mucho sentido a Strava.  No es que dejen de montar en bici ni mucho menos, simplemente dejan de registrar sus kilómetros de manera constante, pero siguen dando pedales como energúmenos. Eso sí, los datos quedan exclusivamente para el deleite personal sin que nadie sepa lo que está haciendo.

¿Qué beneficios aporta interactuar con otros deportistas?

La pregunta es, ¿los deportistas necesitamos interactuar unos con otros sobre nuestros entrenamientos para conseguir crear un hábito? No necesariamente, dice la psicóloga deportiva Kristin Keim.

“En realidad, depende de cada persona y de su grado de motivación”, dice Keim. “Si alguien está interiormente motivado y tiene un objetivo claro, puede que sea más fácil que entrene por su cuenta y no necesite el apoyo extra de salir a montar en grupo con otros amigos, compañeros de equipo o comunidades online”.

Foto: QH Press

Foto: QH Press

Pero sigue habiendo buenas razones para mantener la teoría de que comprometerse con un grupo, o con una comunidad online tiene más probabilidades de conseguir llevar a buen puerto tus objetivos que no hacerlo. Un estudio hecho en 2009 en Metabolic Syndrome and Related Disorders mostraba que las personas obesas eran más propensos a seguir planes de ejercicio, adelgazamiento y pérdida de peso estando en grupo que haciéndolo de manera individual. Debe ser que la presión social o el qué dirán sigue teniendo su “peso”.

“Salir en bici con otras personas te brinda la oportunidad de comprometerte contigo mismo y con tus compañeros. Además, con más gente puedes competir física y mentalmente en cada salida”, dice Keim. “Las investigaciones demuestran que el rendimiento físico mejora cuando los deportistas entrenan en grupo o salen en bici con otros compañeros de entrenamiento”. Yo creo que esta máxima nadie puede ponerla en duda. Cuántas veces has dicho después de un entrenamiento en grupo eso de “yo esto solo no lo habría hecho jamás”.

Foto: Win Sports Factory

Foto: Win Sports Factory

Fuente: bicycling