El lunes Javi Gómez Noya daba la noticia del año al comunicar en rueda de prensa que aparcaba temporalmente la larga distancia para volver a las Series Mundiales, con la vista puesta en los que serían sus terceros Juegos Olímpicos. «Las competiciones me pondrán en mi sitio, pero no quiero ir a Tokio por ir; quiero verme luchando con los mejores» decía entonces.

Muy querido entre sus compañeros y rivales, quien más quien menos se imaginaba que una decisión así podía rondar por su cabeza. «A todos los que nos gusta el triatlón nos alegra tener a Javi de vuelta«, nos decía ayer Mario Mola. El mallorquín, que este año buscará su cuarto título consecutivo, entiende que el paso es lógico. «Sabemos que tarde o temprano regresará a Kona para darnos una buena alegría, pero los Juegos son cada cuatro años y este era el momento de volver«.

Pendientes de saber qué hace otro grande como Alistair Brownlee, esta claro que la presencia de Javi da un punto más de interés a unas Series Mundiales que el propio Mario ha gobernado con puño de hierro en los últimos dos años. «Esperamos que vuelva para ser competitivo y nos obligue, una vez más, a tener que subir el nivel«, concluía.

Pablo Dapena, amigo y compañero de entrenamiento de Javi, ahondaba en la misma línea: «No porque sea Javi, sino porque va haber mucha rivalidad: los Brownlee, Javi, Mario, Richard Murray…«, nos comentaba el vigente Campeón del Mundo de LD. «Este año pasado hemos visto algo como en los tiempos de Iván Raña«.

Alejandro Santamaría, último ganador de Full Vitoria, tira para casa: «A mí como apasionado de Ironman me hubiera gustado verle en Hawaii, pero entiendo que él tiene más facilidad para ir a tope«. Desde su punto de vista, «la distancia olímpica se adapta mejor a sus características«.

El cambio en el entrenamiento, fundamental

Gustavo Rodríguez, en plena preparación para su asalto a Kona 2019, incide en un punto clave: el método de entrenamiento. Alistair Brownlee ha demostrado este pasado 2018 que volver a corta distancia cuando estas preparando media o larga es muy complicado, y la posibilidad de que Javi viva una situación similar está ahi. «Es una elección arriesgada, pero totalmente comprensible«, nos comenta el gallego. «Pero despues de un año fuera del circuito, puede ser complicado volver al nivel a las primeras de cambio». Aunque lo tiene claro: «Si alguien lo puede hacer es él. Es acertado intentarlo«.

En la rueda de prensa del lunes, al ser preguntado por este tema, Javi reconocía que su idea era volver al modelo utilizado hasta 2016, aparcando las sesiones maratonianas de esta pasada temporada. «Nadie sabe el volumen bestial que metió«, nos decía ayer Pablo Dapena.

Gran conocedor de sus rutinas de entrenamiento, Pablo cree que este bagaje de larga distancia le puede venir incluso bien. «Tiene un fondo que le vale todo. Ahora, si mete chispazos, entrenamientos agresivos de mediofondista, le vendrá muy bien«.