El hombro es una estructura corporal delicada, ya que está formada por varias articulaciones que, entre sí, perteneciendo al grupo de las diartrosis, le dan un toque singular. Une los huesos del húmero, clavícula y omóplato,  junto a los numerosos músculos y ligamentos, siendo la una articulación  dónde la estabilidad la aportan los músculos, a diferencia de otras.

¿Quién no ha sufrido dolores y molestias en esta zona? Lo más probable es que los hayas sentido nadando, nadando interminables sesiones, con trabajos excesivamente duros e intensos con palas, tras largas sesiones en bicicletas, tanto de ruta como con bicicleta de contrarreloj… Ahora bien, ¿cómo son estas lesiones?

Un reciente estudio (Schorn D, 2018) analizó los entrenamientos y competiciones de 193 triatletas amateur durants dos meses, obteniendo como resultado que doce participantes presentaron lesiones por sobrecarga y 36 por sobreuso.

Lo más relevante del estudio fue que los atletas con lesiones de sobrecarga invirtieron más horas en el entrenamiento de fuerza y sus sesiones de ciclismo eran más prolongadas en comparación con los no lesionados; sin embargo, las lesiones por sobreuso tienen como raíz el uso de palas y un número excesivo de competiciones.

Analizando los datos anteriores, y aplicándolos a nuestro ámbito popular concluimos lo siguiente:

Palas

¡Ojo con sus uso y tamaño! Triatletas con una técnica depurada y trabajada pueden usarlas sin ningún tipo de problema, tanto pequeñas como grandes. Triatletas principiantes y con una técnica mejorable no, su uso debe ser moderado, sin grandes volúmenes de trabajo y sin intensidad, siempre bajo la supervisión y recomendación del entrenador, que es el que dosifica las cargas y el trabajo.

Trabajo de fuerza

Siempre se tiene que reservar un hueco en la preparación semanal para este trabajo pero, también, la ejecución técnica de los ejercicios, debe ser lo mejor posible, para evitar la aparición de dolores y lesiones. Recuerda esto “primero controla la técnica y luego sube el peso“.

Ciclismo

Progresa de forma lógica y coherente con la longitud de tus entrenamientos, no pretendas hacer sesiones de 4-5h en tu primer año de práctica.

Busca ayuda y consejo en el biomecánico más cercano a tu domicilio o de confianza para que te haga ir cómodo y en una postura ergonómica sobre la bicicleta, cuando hayas conseguido eso y tengas un buen bagaje de entrenamiento buscaremos la agresividad y la aerodonámica.

 

Con las indicaciones anteriores seguro que disminuyen vuestras molestias, si no es así escribidme sin miedo, y trataré de ayudaros en todo lo que pueda.

REFERENCIAS

  • Schorn D et al. (2018). Risk factors for acute injuries and overuse syndromes of the shoulder in amateur triathletes – A retrospective analysis. PLoS One. 2018 Jun 1;13(6):e0198168. doi: 10.1371/journal.pone.0198168. eCollection 2018.

Sobre el autor de este artículo

jorge san martin entrenador de triatlónJorge San Martín, Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Entrenador personal en TrainerJSM, BMStudio y online. ¿Buscas entrenador? ¡Hablemos!
 Jorge San Martin entrenador personal