Un mes y doce días es lo que falta para que Eliud Kipchoge intente escribir una nueva página en la historia del deporte. Será el próximo 12 de octubre en Viena cuando el actual poseedor del récord mundial de maratón y medallista olímpico en tres ocasiones intente romper la barrera de las dos horas. Será en un circuito formado por rectas en un 96% y que tiene una distancia total de 9,6km (4,3 ida y 4,3 vuelta) en el parque Prater de Viena. 

Para intentar batir el récord el keniata confirmó que se utilizarían algunas estrategias prohibidas por la IAAF como incluir un coche de paso que actué como cortavientos, una línea verde en el suelo que determine el ritmo que tenga que llevar o avituallamiento en movimiento para no ralentizar el ritmo. «No se trata de la IAAF, sino de la historia. Quiero dejar un gran legado» explicaba el mejor corredor de maratón de la historia.

Un total de 14 liebres para que Kipchoge haga historia

Para un reto así, Eliud Kipchoge no estará solo ni mucho menos. El INEOS 1:59 Challenge contará con un grupo de corredores de primer nivel mundial que será el encargado de marcar el ritmo de esta ambiciosa marca que pretende bajar de las dos horas por primera vez en la historia del atletismo. Estos 14 corredores saldrán con instrucciones claras para guiar a Kipchoge durante los 42 kilómetros y asegurarse de que no pierda la concentración en ningún momento para romper la marca de las dos horas.

El estadounidense Paul Chelimo, medallista mundial y olímpico en la pueba de los 5.000 metros y el suizo Julien Wanders, que ostenta el récord europeo de media maratón, son algunas de las últimas estrellas que se han incorporado al equipo de liebres de Kipchoge para el INEOS 1:59 Challenge.

Chelimo, que ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Londres 2017, volará directamente a Viena desde el Campeonato Mundial de este año en Doha.

«He tenido la suerte de ganar medallas en los dos últimos grandes campeonatos y espero seguir esa tendencia en Doha antes de viajar a Viena para ayudar a Eliud a hacer historia. Si soy capaz de lograr ambos objetivos, será un momento inolvidable en mi carrera», declaraba el estadounidense.

A la escuadra de liebres de Kipchoge también se unirán el etíope Tesfahun Akalnew, el ugandés Mande Bushendich, el estadounidense Shadrack Kipchirchir, los kenianos Philemon Kacheran, Noah Kipkemboi y Vincent Kiprotich.

Julien Wanders, que pasa gran parte de su año viviendo y entrenando en Kenia, también correrá en los 5.000 y 10.000 metros en el Campeonato del Mundo de Doha. «Sé lo importante que es correr para el pueblo keniano y lo orgullosos que se sentirán si Eliud es capaz de convertirse en el primer hombre que corre por debajo de las dos horas en el maratón. Es un gran honor para mí que me hayan pedido que participe en este increíble proyecto», dijo Wanders.

Chelimo y Wanders se suman a los ya anunciados por el INEOS 1:59 Challenge, incluyendo a los hermanos noruegos Ingebrigtsen  -Henrik, Filip y Jakob-, corredores experimentados, Augustine Choge, Victor Chumo y el doble campeón mundial Bernard Lagat.