Lo reconocemos: a mediados de semana, cuando preparamos la previa de IM Mont Tremblant, nuestra duda era saber si Lionel Sanders ganaría con cinco, diez o veinte minutos de ventaja. En ningún momento valoramos otras opciones, otros candidatos a la victoria. Craso error el nuestro dejarnos llevar por la subjetividad.

De todas maneras, era la opción más sencilla, dejarnos llevar por la creencia de que, exceptuando la figura de Jan Frodeno, nadie podía con un Lionel Sanders que vive por y para la victoria, cuyo leiv motif es vencer, vencer y vencer y para quien no conseguirlo es un fracaso.

Pues hoy domingo tenemos que decir que Lionel Sanders no ha ganado Ironman Mont Tremblant. La victoria ha sido para su compatriota Cody Beats, que con un tiempo de 8:10:36 ha sido el primero en cruzar la meta. Sanders, por su parte, ha sufrido una importante pájara en los kilómetros finales del tercero de los segmentos y, aunque ha entrado segundo en 8:24:01, ha visto como el norteamericano Matt Russell, tercero finalmente, le ponía las cosas difíciles.

Tal que así, habrá que esperar las declaraciones de Sanders en los próximos días: ya conocemos de su autoexigencia y estamos seguros que de este segundo puesto va a sacar muchísimas conclusiones de cara a mejorar y llegar al próximo 13 de octubre, día en que se celebrará el Campeonato del Mundo de Ironman, en la mejor de las condiciones.

Es un león, y hoy está herido.