Hace unos días hablábamos de la recarga de hidratos de Lucy Charles previa a cada competición, en la que la británica reconocía que cenaba pasta, pizza, tortitas o gachas, y hoy vamos a centrarnos en cómo es la rutina previa de su compañero de profesión Lionel Sanders, uno de los deportistas más exigentes de la actualidad.

El canadiense, que este fin de semana vuelve a competir tras la debacle del Campeonato del Mundo de Ironman, trata de ser metódico en los días previos.

La cena

«Habitualmente como la receta tradicional de pasta de mi familia«, dice un Lionel Sanders no muy acostumbrado a cocinar. «La que sabe hacerla es Erin, mi esposa«. Y si no puede cocinar, busca un restaurante en el que comer «un plato de noodles, sin nada de salsa picante«.

No es el único que opta por la pasta. De hecho, es el plato tradicional para la noche antes de una carrera. En su debut en Ironman, hace ya cuatro años, Daniela Ryf cenó «pizza, salchichas, spaghettis boloñesa, helado y chocolate«. Y al día siguiente ganó, así que la recarga de hidratos le funcionó perfectamente.

Supersticiones

«No, realmente no tengo ninguna«, reconoce el canadiense sobre sus hábitos la noche antes de una carrera. «De hecho intento dejar todo preparado dos noches antes de competir, así la noche previa puedo descansar, escuchar algo de música relajante y empezar a mentalizarme para la pelea«.

Tras Ironman 70.3 Oceanside, donde Jan Frodeno le ganó por cuatro minutos, Sanders ha cambiado bastantes rutinas. Si hasta entonces era un deportista que no se fijaba en los detalles, dándole más importancia a la potencia y el sacrificio, ahora trata de no dejar escapar detalles: «Las carreras en las que no tengo preparadas las cosas, suelen salir mal«.

Entrenamiento

«Me gusta nadar, pero no demasiado, como mucho una simulación de carrera«, afirma el último ganador de The Championship. «Me gusta concentrarme en la competición, en lo que va a ocurrir«.

Pero no se queda ahí: «Después, hago veinte minutos de bicicleta, revisando que todo el material funciona correctamente, y termino haciendo cinco kilómetros de carrera a pie«.