Si hay un triatleta del que todos esperábamos algo más en Kona este año, ése es Lionel Sanders. El canadiense llevaba meses viviendo solo por y para el triunfo en Hawaii. Pero no pudo ser. En la edición de 2018 terminaba en vigésimo octavo puesto (8:30:34) y con poco más que decir. Ahora bien, a pesar de su modesto resultado para lo que él mismo esperaba, si hay algo que ha hecho bien Sanders durante este año es la de convertirse en uno de los triatletas más mediáticos. Y eso a las marcas les gusta y mucho. Por eso, uno de sus patrocinadores ha querido poner en valor todo ese tirón mediático y ha llevado el triatlón a su último anuncio de la mano de Sanders, junto con otros grandes deportistas como la tenista Serena Williams, el jugador de la NBA Jayson Tatum y el futbolista Christian Pulisic.

«No sé si realmente podéis reconocerme, pero espero que las tomas sean buenas y que alguien investigue un poco sobre el triatlón», decía Lionel Sanders. El subcampeón de Kona en 2017 presta su imagen en la nueva campaña de Gatorade titulada, «You Fuel Us, We Fuel You.»

No es la primera vez que un triatleta protagoniza una campaña publicitaria nacional. En 2005, Gatorade uitlizó el colapso de Chris Legh en Kona para protagonizar también su campaña publicitaria:

Nike utilizó la imagen del triatleta trans Chris Mosier en su campaña «Unlimited Courage»:

 

A diferencia de otros países, donde los triatletas empiezan a protagonizar grandes campañas a nivel nacional (como los hermanos Brownlee en Reino Unido, Javier Gómez Noya en España o Jan Frodeno en Alemania), no es lo habitual en Estados Unidos. Para el director de Marketing de Gatorade, Andrew Hartshorn, es un verdadero orgullo poder ser socios de Lionel Sanders, por su asombrosa ética de trabajo, dedicación y verdadera pasión por el triatlón. Fue elegido para protagonizar el anuncio entre una lista de otros atletas de resistencia porque él es conocido por analizar todo y por ser «muy científico», dijo.

Ciertamente, el canadiense se ha labrado toda una reputación de experimentar y estudiar los detalles de este deporte, aunque no siempre con consecuencias positivas, como pudimos ver tras su actuación en Kona. Sus volúmenes de entrenamiento, su extraña dieta antes de la gran cita y su autoentrenamiento en general, no resultaron ser lo mejor para llevarle al podio.

Sanders empezó a trabajar con Gatorade por accidente. Después de que se le cayera su bidón durante un Ironman hace unos años, tuvo que depender de lo que había en los avituallamientos, que casualmente era Gatorade Endurance. El caso es que terminó sin ninguno de sus habituales problemas digestivos y le funcionó tan bien durante la carrera, que decidió que era buen momento de probarlo. Como Gatorade Endurance no estaba disponible en Canadá en ese momento, hizo que un amigo se lo consiguiera.

La campaña publicitaria, prevista para el próximo 25 de diciembre, quiere dar a conocer cómo la empresa utiliza todos los datos obtenidos a nivel científico y fue grabada en una autopista completamente cerrada para que Sanders pudiera volar con su nueva Canyon Speedmax CF SLX.