Hoy os contamos lo que están haciendo en algunas ciudades europeas en pro de la seguridad de los ciclistas. La medida ha sido implantada ya en los Países Bajos y muy pronto será viable también en Bélgica. En determinados cruces e intersecciones habrá una fase de semáforo en verde exclusiva para los ciclistas, independientemente del sentido que vayan a coger (ver vídeo mejor). Y cuando decimos exclusiva es que solo ellos podrán cruzar en ese momento, los coches se mantendrán parados durante ese tiempo. De esta manera, se asegura que los cruces sean rápidos y seguros y se eviten conflictos típicos entre coches y bicis, que todos conocemos perfectamente.

Durante la fase verde exclusiva para ciclistas, se les permite cruzar la intersección en todas las direcciones mientras el tráfico se detiene. No os perdáis el vídeo porque es digno de verse la especie de tetris que se forma entre ciclistas, donde cada uno gira como le da la gana. Eso sí, ni un mal gesto, ni un timbrazo ni una palabra más alta que otra. Es Europa, es diferente.

 

semaforos

Foto: Gracq

Ventajas del semáforo verde para ciclistas

  • A nivel de seguridad, tanto subjetiva como objetiva: salta a la vista, evita los típicos conflictos y movimientos del pasa un coche, pasa una bici y sus respectivas broncas. Esto evita el típico caso en que el semáforo está verde al mismo tiempo para coche y ciclista y este último continúa recto por su carril bici hasta que se encuentra con que un coche gira hacia la derecha cortándole el paso, cuando debería cederle el paso. Además, con esta medida se termina con los puntos ciegos en los que el ciclista está en el ángulo muerto del conductor.
  • A nivel de comodidad: acorta el tiempo de espera de los ciclistas que quieren girar a la derecha, que ya no tienen que hacerlo en dos fases.

 

Obviamente, esta medida no se puede aplicar en todas partes. Es una medida especialmente indicada en cruces e intersecciones con carriles bici y con trayectorias claramente visibles para los ciclistas. De esa forma, se pueden prever fácilmente las diferentes direcciones que cada uno va a tomar y el tiempo de duración de todos ellos. Por otra parte, los coches tendrán que esperar un poco más durante su fase de semáforo rojo para que las bicis puedan pasar tranquilamente.

Y por último, y de sentido común, deben ser cruces donde la densidad de ciclistas sea suficientemente grande como para implantar esta medida y el tráfico de coches no colapse la ciudad.

Coexistencia con peatones

Al mismo tiempo de esta medida, hay que tener en cuenta que existen peatones en las grandes ciudades y hay que convivir con ellos. ¿Deben circular a la vez ciclistas y peatones en los cruces? Un dispositivo similar, el verde solo para peatones, funciona ya en algunos países, sobre todo en Francia.

 

Fuente: gracq.org