Luis Humberto Torres Rosa tiene 91 años de edad y este domingo corrió la media maratón San Blas, en Coamo (Puerto Rico), carrera que ha terminado en 51 ocasiones y que esta vez completó en 2 horas 40 minutos. Esta misma carrera la corrió en 1966 y quedó segundo de la general, con un tiempo de 1:18:10.

«Lo vivo, lo disfruto», decía Luis Humberto, que no se perdió tampoco el pasado mes de septiembre el Campeonato del Mundo de Atletismo Master celebrado en Málaga. A sus más de 90 años, fue segundo en la prueba de 400 metros, segundo en el 1.500 y tercero en 800 metros.

Este infatigable corredor a quien su mujer  ha acompañado a muchas de las carreras a lo largo de su vida, se dedica ahora a entrenar atletas y a recordar todas las pruebas en las que lleva participando desde hace 64 años. Nació en la localidad puertorriqueña de Humacao y en 1950 se mudó a Nueva York donde trabajaba lavando platos. Un día, unos americanos le invitaron a jugar y comenzó a interesarse por el deporte. Una de esas personas que le animaron a hacer deporte le aconsejó que escogiera un deporte en el que destacara y eligió el atletismo. A partir de ese momento, correr ha sido su filosofía de vida. Su primera carrera de larga distancia fue el Maratón de Boston en 1955. Luego regresó a Puerto Rico y terminó la escuela superior en su localidad natal. Más tarde, la Universidad Interamericana le becaría para poder seguir estudiando.

Luis Humberto Torres Rosa

Foto: Juan Luis Martínez

Hace unos meses le fue diagnosticada una arritmia cardíaca, y el cardiólogo le aconsejó dejar de correr. Pero este insaciable corredor no acaba de hacerle caso y, aunque sus hijos intentan limitar en todo lo posible sus sobresfuerzos, Luis Humberto sigue corriendo por las tardes. Aunque ya asume que las maratones se han terminado para él, no piensa dejar de participar en carreras más cortas, donde seguramente le volveremos a ver muy pronto.

Fuente: esnoticiapr.com