Probablemente el maratón de Londres que se disputa el próximo 28 de abril sea una de las pruebas donde mayor nivel de participantes vamos a ver de los últimos años.  Eliud Kipchoge, actual plusmarquista mundial de maratón, Mo Farah y Wilson Kipsang, entre otras muchas figuras de la especialidad, se verán las caras en uno de los mejores duelos que se pueden ver disputar en la actualidad sobre esta distancia.

Y por si era poco, la triatleta británica Lucy Charles, que acaba de fichar por Polar, también ha confirmado su presencia en las calles londinenses para disputar los 42 kilómetros sin transiciones previas. Ya estamos acostumbrados a las demostraciones sobrehumanas de fuerza y velocidad de la estrella británica de 25 años, que acaba de revalidar su título en Ironman Sudáfrica el pasado fin de semana dando un recital. Tras su victoria en 2018, en la que logró bajar de las nueve horas, volvió a coronarse Campeona de África de la distancia.

lucy charles sudáfrica ciclismo lucy charles pedales mtb

Foto: Ironman

Lucy fue la primera en salir de una agitadísima agua en Puerto Elizabeth. Sus principales rivales, entre las que se encontraban la española Gurutze Frades y la estadounidense Lauren Brandon, le fueron pisando los talones en los siguientes 180 kilómetros de bici, donde la británica lo pasó mal porque no tenía piernas ese día, como luego confesaría. Lucy necesitó un esfuerzo gigantesco y un tiempo de 2:59:33 en el maratón Ironman, su mejor marca personal, para conseguir la victoria en 8:35:32. El segmento de carrera a pie de la española Gurutze Frades con 2:52:40 marcaba el mejor tiempo en categoría femenina con un registro accesible para muy pocas triatletas.

Curiosamente a Lucy Charles ya se le había visto en algunas de sus últimas publicaciones en Instagram entrenar con unas Nike Vaporfly 4% en Lanzarote. Según todos los estudios realizados, éstas son las zapatillas que más tiempo ahorran en maratón. Todo preparado para ver a la británica el próximo 28 de abril debutando en el maratón de Londres, como distancia única. Esperemos que no siga los pasos de la estadounidense Gwen Jorgensen, que se retiró del triatlón en noviembre de 2017 para dedicarse a entrenar a tiempo completo para conseguir el oro olímpico en maratón.