Lucy Charles lleva un 2018 para enmarcar: Campeona de África de Ironman con un Sub9h y contundente victoria en Polar Cannes International Triathlon. Ni dos pinchazos pudieron con ella en tierras francesas. Subcampeona en la última edición de Kona por detrás de Daniela Ryf, la británica de 24 años se presenta en 2018 como una amenaza real para la suiza, que tendrá que desplegar su mejor triatlón si quiere lograr su cuarta victoria en la Big Island.

De Lucy Charles sabemos que es una magnífica nadadora, que prefiere entrenar en rodillo a hacerlo en exterior, y desde este pasado fin de semana conocemos sus hábitos a la hora de recargar hidratos. Siempre hemos dicho lo importante que es tener entrenada la nutrición tanto durante la competición, como en las horas previas, de cara a tener los depósitos de glucógeno y rendir al máximo. Lucy Charles se lo toma al pie de la letra:

«Me he dado cuenta de que antes de una carrera la mayoría de las veces como letras que comienzan por p: pizza, pasta, pancakes y porridge (gachas de avena)», decía este pasado 28 de abril a través de su cuenta de twitter, con una foto de la rueda de prensa del pasado Polar Cannes International Triathlon.

No es la única deportista que se decanta por la pizza en la noche previa a una carrera: el catalán Marcel Zamora incluso la utiliza de amuleto. «En el caso de Niza y Mónaco la noche antes de la carrera ceno una pizza de atún. Sé que no es lo mejor, pero ha sido mi talismán en las cinco victorias que he logrado en Ironman» decía en una entrevista en 2010. Carles Castillejo va un poco más allá: «Un clásico para mí era la pizza con sobrasada y miel. La tomaba incluso el día antes de los entrenos fuertes«.

La pasta es quizás la cena más habitual entre deportistas la noche antes, desde profesionales a populares. Lo de las tortillas y las gachas de avena, habría que preguntarles a los británicos, más dados a ellas. Sea como sea, a tenor de los resultados a Lucy Charles le funcionan, y muy bien.