No hay mucha gente capaz de correr alrededor de una rotonda durante 4 horas y 25 minutos, pero sí cuando lo que se quiere es llamar la atención de la sanidad francesa y su servicio de urgencias. Y esto es lo que ha hecho un enfermero que trabaja en Urgencias en el hospital North Franche-Comté de Belfort, correr una maratón el pasado martes dando vueltas a una rotonda situada frente al hospital.

¿Y para qué semejante «tontería» pudiendo correr los 42,195 kilómetros en cualquier otro sitio? Pues la intención no era otra que denunciar la situación en la que se encuentra la sanidad francesa y sus colegas de profesión. Los enfermeros de urgencias del hospital están de huelga desde finales de junio. Corrió dando vueltas en círculos durante 4 horas y 25 minutos para completar 42,5 kilómetros.

Al parecer, nadie sabía que iba a hacerlo, fue una sorpresa total, nadie lo sabía. Todo el personal sanitario se encontró la situación cuando fueron a trabajar esa mañana. Y la noticia se fue corriendo como la pólvora. Detrás de esta extraña hazaña deportiva, las demandas de los trabajadores son serias y denuncian sus condiciones de trabajo, en las que algunos pacientes esperan 10 y 12 horas para recibir atención.