Este fin de semana llega la cuarta prueba de las Series Mundiales a la ciudad británica de Leeds, una carrera donde Fernando Alarza será baja por su rotura parcial en el tendón aquíleo y que supondrá la vuelta a la máxima competición de Cesc Godoy, que no corre una WTS desde 2015. Junto a él estarán Mario Mola y Antonio Serratque volverá a pelear entre los mejores.

En Leeds los españoles se enfrentarán al groso de los hombres fuertes del circuito mundial: Jacob Birtwhistle, segundo del ranking actualmente; Henri Schoeman, reciente campeón de la Commonwealth; los noruegos Casper Stornes y Kristian Blummenfelt o Jonathan Brownlee serán nombres a tener en cuenta este fin de semana.

¿Puede ganar Mario Mola?

La prueba de Leeds ha sido territorio de dominio británico. Alistair Brownlee y Jonathan Brownlee coparon las dos primeras plazas en 2016 y 2017. El mayor de los hermanos anunciaba ayer a través de su cuenta de Twitter que no será de la partida el próximo domingo: «Desafortunadamente he tenido que retirarme de @WorldTriLeeds el próximo fin de semana. He tenido algunos problemas y no podré competir a mi mejor nivel. Estaré animando duro en la banda«.

Con la baja de Alistair, a quién cualquiera debe temer, y la ausencia de Alarza, uno de los pocos hombres capaces de hacerle frente en la carrera a pie al balear, las posibilidades de Mario para lograr la victoria este fin de semana aumentan.

De momento solo Henri Schoeman en el comienzo de la temporada en Abu Dhabi y el trío noruego en la monumental sorpresa de Bermudas han podido con S{uper Mario, que en la última prueba de Yokohama cruzó la meta primero con 40 segundos sobre Jacob Birtwhistle y marcó con diferencia el mejor parcial a pie.

Camino del tercer mundial

Mario Mola encabeza actualmente el ranking de las Series Mundiales con 2716 puntos, seguido de Fernando Alarza con 1820 y del australiano Birtwhistle con 1657. Si el español consigue la victoria abriría un hueco importante con el segundo puesto, que tras Leeds posiblemente quede en manos de Birtwhistle, salvo que este tenga un mal día. En el supuesto caso de repetir lo acontecido en Yohokama (triunfo de Mario y segunda plaza para el australiano), el español afianzaría el liderato con más de 1.100 puntos.

De este modo, y a falta aún de tres pruebas y la Gran Final, el doble campeón del mundo puede poner la marcha directa a su tercer mundial consecutivo, algo que nadie ha logrado hasta ahora. El peor parado tras Leeds será Fernando Alarza, que con su baja, y dependiendo de lo que haga Birtwhistle y Schoeman, puede quedarse algo relegado del cajón, por lo que tendrá que volver con fuerzas para buscar un buen resultado en lo que resta.

Habrá que esperar hasta el domingo para ver si finalmente Mario puede de nuevo con Birtwhistle sobre distancia olímpica y como se las arregla con Schoeman y los noruegos, quienes no pudieron acabar en la última prueba de Yokohama, sin olvidar al pequeño de los Brownlee.