El gran Matías Ola, uno de los mejores nadadores de aguas abiertas del mundo, se lanzará al agua este jueves 12 de octubre para unir a nado Ibiza y Formentera. Lo normal, mientras unos ven el desfile de las Fuerzas Armadas, este argentino intentará hacer ida y vuelta, sin neopreno. Oh yeah!!! El punto de salida de la travesía será diferente al habitual en este cruce, y que tiene siempre el mismo lugar de inicio (Cala Saona en Formentera) y final (playa de Salinas en Ibiza), y que dispone de un ranking de cruces con todas aquellas personas que lo van completando. El motivo de esta variante se debe a que Matías Ola, si las condiciones lo permiten, intentará hacer el cruce de ida y vuelta por lo que tanto la salida como la llegada están previstas en la playa de Salinas desde la zona de la escuela de vela.

Un reto de 36 kilómetros

En caso de conseguirlo, el argentino será el primero en hacerlo y tendrá que salvar una distancia de 34 a 36 kilómetros. A esta dificultad se añade que Matías, Ola al ser experto en nadar en aguas frías, lo va a hacer sin traje de neopreno como ya hemos dicho antes.

La hora prevista de salida será las 8:00 de la mañana y se estima un tiempo de aproximadamente 9 horass para que el nadador complete el doble cruce que tendrá un recorrido de Salinas-Cala Saona-Salinas.  El nadador estará acompañado en todo momento de una embarcación a motor de Ibiza Blue Challenge con personal sanitario y una piragua que le avituallará y dará cobertura en todo momento.

Matías Ola

Foto: Facebook // Matías Ola

Su objetivo, completar el Desafío de Los Siete Océanos

En 2008 al bueno de Steven Munatores, exnadador y waterpolista estadounidense, tuvo la feliz idea de crear el reto de “Los Siete Océanos”, consistente en terminar siete distancias al alcance de muy pocos: El Canal de Molakai (Hawaii, 43.7 kilómetros), el Canal de la Mancha (Inglaterra, 42 km), el Canal de Catalina (California, 33,7 kms), el Canal de Tsugaru (Japón, 25 km), el Canal del Norte entre Irlanda y Escocia(Escocia, 33,7 km), el Estrecho de Cook (Nueva Zelanda, 26 km) y el Estrecho de Gibraltar (España, 15 km). Hasta hoy, solo siete nadadores en el mundo han conseguido terminar este reto.

A la dificultad de cubrir estas distancias, hay que añadir que los nadadores no pueden utilizar traje de neopreno.

Matías Ola ya ha completado el Estrecho de Gibraltar e intentó nadar el Canal de Molakai, pero no pudo terminar por las fuertes corrientes. En noviembre volverá a intentarlo. El nadador oriundo de la provincia de Tucumán ha realizado otras hazañas, como cruzar el Estrecho de Bering, entre Rusia y Alaska, nadando durante 134 kilómetros y seis días seguidos en aguas a tres grados centígrados. También cruzó el estrecho de San Carlos en las Islas Malvinas, el Bósforo en Turquía, y fue de Jordania a Egipto a través del Golfo de Aqaba.

El nadador argentino tiene muchas papeletas para completar con éxito su nuevo reto. ¡¡Suerte y a por todas!!

 

Fuente: revistaopenswim