Puede parecer que montar en bici es solo sentarse en el sillín y darle a los pedales, y puede que sea eso, pero el hacerlo de una forma u otra nos puede dar más o menos rendimiento, y al final, es lo que buscamos, rendir más con el mínimo esfuerzo. Vamos a analizar algunos puntos a tener en cuenta:

LARGO DE LA BIELA

Las bielas no son todas iguales de larga. Las hay de varias medidas (175mm, 172,5mm, 170mm, 160mm, etc) y dicha longitud dependerá de nuestra altura o del tipo de ciclista o rendimiento que le queramos sacar a nuestra pedalada.

Por ejemplo bielas muy pequeñas te pueden hacer ángulos de cadera en flexión mayores y posiblemente cadencias más altas. Por eso tu biomecánico deberá decirte cuál es la que mejor se adapta a tu altura y a partir de ahí tu puedes elegir poner una u otra según quieras por ejemplo llevar menos o mayor cadencia para un mismo esfuerzo.

PIERNAS ALINEADAS

En el empuje del pedal, que debe comenzar con el pie arriba del todo, debemos encontrarnos siempre con los pies, tobillos y caderas alineados. No debe haber movimientos de la rodilla hacia dentro o hacia fuera y la cadera debe quedar asentada completamente en el sillín.

Para comprobar como lo hacemos nosotros mismo podemos colocarnos frente a un espejo con el rodillo y vernos pedalear.

Foto: JuanP Vázquez

Foto: JuanP Vázquez

MOVIMIENTO DEL TOBILLO

El tobillo debe trabajar en la pedalada. Es una articulación que hará que nuestro talón esté más o menos bajo y que por tanto el esfuerzo sobre el pedal sea distinto. Cuando el pedal se encuentra arriba del todo, lo que sería las 12 en punto en un reloj, nuestro talón debe caer un poco hacia atrás para poder ejercer de esta manera la mayor fuerza posible  sobre esa primera fase del pedaleo. En el resto del ciclo, nuestro empeine siempre va a tender a quedar abajo con los dedos en punta mirando el suelo. Debemos tener cuidado de no fijar el tobillo. Uno de los trucos para saber si estamos pedaleando bien es que al ir bajando el pedal en el ciclo, intentemos poner el empeine en horizontal, paralelo al suelo. Con eso aseguramos el movimiento del tobillo.

musculos-en-la-bicicleta

CADENCIA

No hay una cadencia perfecta. Dependerá del tipo de prueba y del tipo de ciclista. Lo normal es pensar que por debajo de 80 es una cadencia baja y que por encima de 100rpm es una cadencia alta. Lo mejor, adaptarte a una cadencia, sea cual sea, que esté entre 85-90rpm aproximadamente.

¿Necesitas un entrenador? Escríbeme a jpvazquezreyes@gmail.com y estaré encantado de explicarte cómo trabajo y así unirte a mi grupo de entrenamiento.

Relacionados

La aerodinámica en el ciclismo

Cómo se entrena con Zonas de Potencia por Vatios

Cómo cuantificar la carga de entrenamiento (TRIMPS, ECOs, TSS, RPE, Borg, Zonas, Kcal)

Mejora con Training Peaks : Cómo interpretar las gráficas (TSS, IF, ATL, CTL, TSB)

Factor de Eficiencia (EF): cómo valorar tu resistencia aeróbica