La Scott Speedster ha muerto. Viva la Cervelo S5!

El domingo, cuando estaba en la acera tirado, viendo todos mis entrenamientos para el ironman pasar por delante mío, y los transeúntes se arremolinaban a mi alrededor, lo primero que pregunte fue “cómo está la bici?”. En cuanto me dijeron que destrozada, pensé “bueno, al menos ahora sí que tengo excusa para cambiarla sin cargo de conciencia”. Humor negro que tiene uno. El caso es que, ironías, el lunes pasado la había puesto a la venta. Como bicicleta iniciática la scott ha estado correcta, pero mirando hacia atrás en este último año que hemos compartido juntos (sigh), es una flaca en la que nunca he terminado de sentirme cómodo. Me frustaba bastante la poca aceleración que tenía en el corto plazo. Los cambios (shimano 105) me han parecido siempre bruscos, rudos y dando guerra en los peores momentos. Supongo que la caída bajando Tibidabo en junio del año pasado ha influido, no dejándola todo lo fina que debiera estar, y a mí me ha psicosomatizado.

También hay que reconocer que no tengo conocimiento ninguno de mecánica y que apenas me he preocupado por su cuidado. Hay que recordar que hasta el Duatlón de Montmeló no le había dado cera (y llevaba 1.500 kilómetros encima por entonces), y que tras Cerdanyola el tornillaje quedó bastante oxidado. Tras las dos últimas revisiones me dijeron que estaba bien, pero en mi cabeza ya fallaba: los piñones no atendían a los cambios, la rueda derrapaba en las curvas y tenía más que respeto a las bajadas pronunciadas… Y ya sabéis, aunque todo es cuestión de piernas, la mía no sube como el resto, y si tuviese una bici mejor podría ir a su ritmo... ^_^

El tema es que veía las Cerveló de Miqui y de Rafa, y estéticamente es un cuadro que me gustaba. Las críticas eran buenas, pero también había comentarios sobre cuadros mejores por el mismo precio: que si el SL4 de Specialized, el Ultimate CF de Canyon… Le he estado dando vueltas al tema y prefiero tener la tranquilidad de saber que hay compañeros de club que tienen Cerveló y están agusto, que tener una bici distinta de la que no tener referencias que comentar. Más vale malo conocido, que bueno por conocer.

Sobre el grupo, he estado leyendo sobre los electrónicos, principalmente en Shimano Di2, pero prefiero ir a lo tradicional. Hay pocas bicicletas con cambios electrónicos y no sé cómo van a responder en el taller cada vez que tenga que llevarla a revisar. Así que Ultegra 6800.

Ruedas monto HED3, tanto delante como detrás. Ya que vamos a hacer media distancia, aprovechemos la que tengo en casa. Del resto de componentes, tiro de las especificaciones de fábrica de la S5, salvo el sillín, que mantendré mi syncros, único elemento de la Scott que ha sobrevivido.

Me llega en un mes. Mientras tanto, bici estática del gimnasio, soy todo tuyo.