La triatleta profesional Michelle Vesterby sigue manteniendo sus horas semanales de entrenamiento a la vez que avanza su embarazo. Tras descubrir al llegar a Kona que estaba embarazada, la danesa quiso participar de todas maneras en el Campeonato del Mundo Ironman y terminó en 9:27:56 en el puesto 27 en categoría profesional femenina y terminando la maratón en 3:31:57.

Tan solo 15 semanas después de competir en Hawaii, Vesterby volvía a tomar la salida en Ironman Cozumel el pasado mes de noviembre. Y aunque afrontaba ya su segundo trimestre de embarazo, el entrenamiento de la danesa seguía siendo muy exigente para su estado de gestación, sesiones de cuatro horas en el rodillo y carreras de dos horas. Empezaba su semana 20 de embarazo en plena forma y entrenando durante la última semana unos volúmenes que nada hacían pensar que estaba ya en pleno ecuador de su recta final hacia la maternidad. Y ahora, alcanzada ya la semana 24, Vesterby sigue sin bajar el listón y acumulando otras 23 horas de entrenamiento semanal.

La danesa se mete en su semana 24 de embarazo ni corta ni perezosa en plena concentración de tres semanas en Lanzarote. El pasado martes nos contaba cómo había sido su jornada de entrenamiento: medio maratón para abrir boca por la mañana, natación de 4 kilómetros al mediodía  y una sesión facilita de bici por la tarde para terminar. Menos mal que al día siguiente bromeaba con tumbarse tranquilamente en una tumbona para disfrutar de Lanzarote.