Este pasado domingo el Maratón de Valencia rompió todos los registros. No solo fue un éxito de participación, superando los 22.000 participantes venidos de hasta 90 país. En la prueba masculina el etíope Leul Gebrselassie paró el crono en 2:04.30, mejorando en un minuto la mejor marca de la carrera, que databa de 2017. En féminas, Ashete Bekere Dido también mejoró el tiempo de Valary Jemeli Aiyabei, ganadora de la edición de 2016. Dido cruzó la meta en 2:21:12, décimoquinta marca del año.

En la prueba de 10K que se corre de manera paralela a la prueba reina, también tuvimos récords, incluidos los de Martin Fiz en su grupo de edad, y el de Esther Pedrosa, que a sus 57 años fue capaz de terminar en un tiempo de 38’25”.

Pero hoy queremos hablar de otro participante del maratón. Y es que Miguel Indurain, imagen de marca de Enervit, tuvo una curiosa participación en la prueba del domingo. El navarro fue el ciclista escogido para acompañar a cabeza de carrera en la prueba femenina.

Como habréis visto en otros maratones, o básicamente en las pruebas de triatlón de larga distancia, es habitual que una bicicleta acompañe a los primeros clasificados, controlando el tráfico y que no se encuentren con ningún incidente a lo largo del recorrido. De esta manera, Induráin fue durante casi treinta y cinco kilómetros acompañando a Lydia Cheromei, gran favorita para la victoria, y que fue superada por la finalmente ganadora Ashete Dido.